El guardametas Blazek salva el empate ante el AC Milán

25-02-2004

El portero, Jaromír Blazek, fue el gran responsable de que el Sparta de Praga lograra empatar este martes en casa con el AC Milán 0-0 en los octavos de final de la Liga de Campeones. Aunque los "rossoneri" se hallaron tres veces cara a cara con el guardametas checo, no consiguieron batirlo.

Andriy Shevchenko y Karel Poborský, foto: CTKAndriy Shevchenko y Karel Poborský, foto: CTK Inzaghi, Shevchenko y Pancaro, sucesivamente, no lograron abatir a quemarropa al excelente arquero Blazek. El checo evitó tres claras opciones de gol de los italianos, aunque tras un cabezazo de Pancaro quedó tendido en el césped, desde donde siguió impotente como el balón caía en los pies de Shevchenko. Este fallaría en las proximidades inmediatas de la portería, rematando por encima del larguero.

"Tuve un poco de suerte y los defensas me ayudaron mucho al asegurar que los delanteros del AC Milan no tuvieran tiempo y tranquilidad para rematar", alabó Jaromír Blazek a sus compañeros de la línea defensiva.

"Nos despojó de la victoria", así comentó el partido el centrocampista de los "rossoneri", Clarence Seedorf, refiriéndose a la actuación del guardametas del Sparta.

Portero Jaromír Blazek, foto: CTKPortero Jaromír Blazek, foto: CTK Y tuvo razón; el AC Milán sometió a presión al equipo local durante la mayoría del partido y superó al Sparta en todos los aspectos. El Sparta careció, sobre todo, de un jugador que mantuviera el balón y acertara en la fase final. El capitán Karel Poborský que habitualmente lidera a los "rojos", esta vez no supo ordenar el juego. Los praguenses se alinearon con los italianos sólo los primeros 20 minutos del encuentro, pero no se crearon mayores ocasiones para marcar y amenazaron sólo con tiros a distancia. Así confesó el centrocampista Lukás Zelenka.

"Intentamos jugar a tope desde el inicio del partido, para que el Milán no creyera que puede hacer aquí lo que le dé la gana. Los primeros 20 minutos fuimos capaces de seguir la marcha con ellos, pero poco a poco, a medida que perdíamos las fuerzas, el Milán nos iba superando, teniendo el balón", señaló Zelenka, sosteniendo, por otro lado, que el empate sin goles significa que el Sparta aun no ha perdido la posibilidad para pasar a los cuartos de final.

El partido de vuelta se jugará en Milán el miércoles 10 de marzo.

25-02-2004