El Golem protege la Sinagoga de Turnov

21-07-2017

La Sinagoga de Turnov es uno de los pocos santuarios judíos de Bohemia del Norte que ha sobrevivido las inclemencias de la historia. Para prevenir eventuales amenazas, hoy se ve protegida por la mítica estatua del Golem, un ser artificial creado para defender a los judíos contra los ataques antisemitas. Les invitamos a conocer este lugar místico.

Sinagoga de Turnov, foto: CzechTourismSinagoga de Turnov, foto: CzechTourism La ciudad de Turnov representa el corazón del Paraíso Checo, un paisaje pintoresco de Bohemia del Norte que destaca por su concentración de bellezas naturales, ruinas de castillos, palacios y ciudades rocosas. Esta capital “paradisíaca” guarda asimismo un valioso legado judío; una sinagoga barroca de piedra, construida en 1719.

A diferencia de otras sinagogas ubicadas en Bohemia del Norte, el santuario de Turnov gozó la suerte de no acabar durante la Segunda Guerra Mundial bajo las llamas de las hordas nazis. La culturóloga y Terezie Dubinová habla de las hipotéticas causas de la supervivencia del santuario.

“La sinagoga no se vio afectada por los incendios provocados por los nazis en 1938 durante la Noche de los Cristales Rotos, ya que está situada a 13 kilómetros de la frontera de los Sudetes, zona fronteriza habitada en aquel entonces la mayoría alemana. Otro motivo puede ser su ubicación un poco escondida, ya que el santuario forma parte del perímetro urbanístico. Las llamas acabarían con todo el barrio”.

Sinagoga de Turnov, foto: CzechTourismSinagoga de Turnov, foto: CzechTourism La sinagoga funcionó hasta el año 1941, cuando los nazis ordenaron cerrar sus puertas. Los más de cien miembros de la comunidad judía residentes en Turnov fueron deportados al campo de concentración de Auschwitz. Solamente 19 volvieron a sus casas.

La falta de fuerzas, recursos y la ideología comunista impidieron que la sinagoga volviera a funcionar, explica la guía turística Iva Šimáková.

“Según los apellidos sabemos que en esta ciudad aún residen descendientes de los judíos, pero nadie reconoce oficialmente sus raíces. El comunismo puso coto a todo. La mayoría de los supervivientes, quienes habían regresado de Auschwitz, emigraron al extranjero después del año 1948, cuando los comunistas tomaron el poder. Los que se quedaron, se integraron al resto de la sociedad sin volver a profesar su religión”.

El santuario convertido en almacén

En los años sesenta, la joya arquitectónica se convirtió en un almacén y los comunistas vendieron la Torá al extranjero.

En 1997, la ciudad de Turnov logró que la sinagoga obtuviera el estatuto de Monumento Nacional Protegido y seis años después declarada patrimonio municipal.

Golem asombrado por su propio surgimiento

Sinagoga de Turnov, foto: CzechTourismSinagoga de Turnov, foto: CzechTourism Uno de los grandes atractivos de la sinagoga lo representa la estatua del Golem. Según la leyenda, este ser mítico fue creado a finales del siglo XVI por el rabino Löw, con el fin de proteger a la comunidad judía que se enfrentaba en aquel entonces a numerosas acusaciones de delitos.

El Golem de Turnov es de hierro y nació de la mano del herrero David Čermák, de la Academia de Artes de Turnov. La estatua, situada en el patio de la sinagoga, destaca por su original interpretación, explica Iva Šimáková.

“Se trata de una interpretación muy personal del autor ya que Golem, que se ve asombrado por su propio surgimiento. A diferencia del mítico Golem, el nuestro no tiene una ranura en la frente para colocar el shem, o sea, la bolita con la que este ser cobraba vida. Aquí esa función la desempeña la palabra hebrea emet, cuyo significado es la verdad. Cuando se borra la primera letra, surge la palabra met, o sea, la muerte. Con ella el Golem se hacía dormir”.

 Golem de Turnov, foto: CzechTourism Golem de Turnov, foto: CzechTourism La Sinagoga de Turnov es más que un monumento a la historia de los judíos de Turnov, es también un espacio cultural, prosigue Dubinová.

“Tenemos una exposición permanente de hallazgos arqueológicos y objetos litúrgicos. En pocas sinagogas se logró encontrar tantos objetos, ya que durante la Segunda Guerra Mundial la mayoría desapareció”.

El programa cultural de la Sinagoga de Turnov está conformado asimismo por conciertos de diferentes géneros de música y conferencias sobre el judaísmo. En verano, los turistas pueden asistir a visitas guiadas que los harán descubrir también al antiguo barrio judío y el cementerio.

21-07-2017