El Gobierno quiere introducir la responsabilidad penal de las empresas

23-02-2011

En el marco de la lucha contra la corrupción, el Gobierno ha aprobado este miércoles una enmienda al Código Penal para introducir en el país la responsabilidad penal de las personas jurídicas. Chequia es uno de los pocos países europeos que no han adoptado esta norma.

Actualmente, sólo individuos hacen frente a la responsabilidad penal cuando violan la ley en la República Checa. Esto debería cambiar en un futuro próximo. El Gobierno ha aprobado este miércoles una enmienda al Código Penal que busca introducir el reconocimiento de la responsabilidad penal de las personas jurídicas en determinados delitos.

El ministro de Justicia, Jiří Pospíšil, afirmó que en Europa se aplican dos modelos diferentes.

“Una opción es elaborar una lista de delitos concretos de los que se puede acusar a una persona jurídica. La otra es introducir una cláusula general que dice que las personas jurídicas son responsables de todo tipo de delitos mencionados en el Código Penal, que pueden ser cometidos por una persona Jurídica”, explica Pospíšil.

La República Checa ha escogido la segunda opción. Esto significa que las empresas deberán hacer frente a la responsabilidad penal cuando cometan delitos como estafa, cohecho, blanqueo de capitales, delitos contra la Hacienda Pública, el medio ambiente, la Seguridad Social, etc. Por otro lado, es lógico que no se les pueda acusar de abuso sexual o asesinato, por ejemplo.

Ministro de Justicia, Jiří Pospíšil. Foto: Archivo del Gobierno checoMinistro de Justicia, Jiří Pospíšil. Foto: Archivo del Gobierno checo Jiří Pospíšil señaló que la introducción de la nueva ley no reduce ni limita la responsabilidad penal de las personas físicas.

“Podrá ocurrir que sean llevados dos procesos judiciales a la vez. Uno contra la empresa y otro contra la persona física que ejerza un cargo de dirección en esta compañía. Dependerá de si comete el delito en nombre de la empresa o por su cuenta”, destaca el ministro.

La nueva ley se aplicará a todo tipo de empresas, menos los entes públicos. El Gobierno persigue prevenir de esta manera la criminalidad empresarial. Espera que la medida motive a las empresas a adoptar ciertos mecanismos internos de prevención de aquellas conductas que puedan suponer consecuencias penales para la entidad.

Semejante ley se aplica en todos los países de la Unión Europea, menos Alemania, Eslovaquia y la República Checa. En caso de ser aprobada por el Parlamento y el presidente de la República, la norma entrará en vigor en el país en septiembre de este año.

23-02-2011