El Gobierno de Nečas sobrevive a su primera prueba de fuego

22-12-2010

El Gabinete de Petr Nečas superó el martes la primera moción de censura en su contra. La oposición socialdemócrata y comunista no logró los 101 votos necesarios para desbancar la coalición gubernamental.

La Cámara Baja, foto: ČTKLa Cámara Baja, foto: ČTK El primer ministro Petr Nečas pudo respirar profundo. La Socialdemocracia y los comunistas lograron juntar sólo 80 votos, de un total de 193 presentes en la Cámara Baja, lo que no fue suficiente para derrumbar al Gobierno.
Asuntos Públicos, que había amenazado con apoyar a la oposición, al final no traicionó a la coalición tripartita y votó a su favor. Su líder, Radek John, afirmó haber cambiado su postura tras la reunión del Gabinete con el presidente, Václav Klaus, sólo pocas horas antes de la votación.

Václav Klaus con el Gobierno, foto: ČTKVáclav Klaus con el Gobierno, foto: ČTK “La única manera de recuperar la confianza del electorado es aplicando cuanto antes las medidas anticorrupción, propuestas ya anteriormente por el Ministerio del Interior. Así fue concertado en la reunión del Gobierno con el presidente Klaus, que se ofreció para velar por el cumplimiento de dicho acuerdo”, señaló John.

La moción de censura fue impulsada por el Partido Socialdemócrata que responsabilizó al Gobierno por el escándalo de corrupción en el Ministerio de Medio Ambiente, desvelado hace una semana.

Bohuslav Sobotka, foto: ČTKBohuslav Sobotka, foto: ČTK El presidente en funciones de la Socialdemocracia, Bohuslav Sobotka, no ocultó su decepción por la actuación de Asuntos Públicos.

“Esperaba que un partido que había basado su campaña electoral y toda su existencia en la lucha contra la corrupción aprovechara la oportunidad para expresar claramente su postura. Además, me decepcionó mucho el primer ministro Petr Nečas, que en ninguna ocasión se ha distanciado del ministro Drobil y otras personas que manipulaban concursos públicos en Medio Ambiente”, recalcó Sobotka.

El escándalo de corrupción en el Ministerio de Medio Ambiente no sólo indignó a la Socialdemocracia, sino que provocó discordias dentro de la coalición gubernamental.

Petr Nečas, foto: ČTKPetr Nečas, foto: ČTK Por un lado, Radek John, líder de Asuntos Públicos, que basa su política en la lucha anticorrupción, por el otro, el primer ministro y presidente del Partido Cívico Democrático, Petr Nečas, que supuestamente sabía de las prácticas sucias en el ministerio y no hizo nada.

Superada la moción de censura, Nečas recalcó la importancia de encontrar “un lenguaje común” en situaciones como esta.

“Semejantes situaciones pueden ocurrir, es lógico. La coalición está integrada por tres partidos que cooperan entre sí, pero tienen programas y electorados diferentes. Lo importante es tener paciencia y esforzarse por buscar una solución a los problemas que surgen”, destacó Nečas.

Oldřich Martinů, foto: ČTKOldřich Martinů, foto: ČTK Mientras que el protagonista del escándalo, el ex ministro de Medio Ambiente Pavel Drobil, se encuentra en paradero desconocido, otra persona pagó por lo ocurrido. Se trata del presidente de la Policía, Oldřich Martinů, cuya destitución pedía hace tiempo Radek John. Aunque no se hizo público el acuerdo pactado el martes en el Castillo de Praga, se especula que Nečas ofreció su cabeza a cambio del apoyo de Asuntos Públicos en la votación sobre la moción de censura al Gobierno.

22-12-2010