El Gobierno checo aprueba una ley para el caso de un brexit duro

El Gobierno checo está preparado para afrontar la situación legal de los ciudadanos británicos en Chequia en el caso de un brexit duro.

Foto ilustrativa: Reimund Bertrams, Pixabay / CC0Foto ilustrativa: Reimund Bertrams, Pixabay / CC0 A mediados de este mes el Parlamento británico decidirá si su salida de la Unión Europea se producirá con un acuerdo o sin él. Ante lo que pueda pasar, el Gobierno checo ya tiene una ley para hacer frente a un brexit duro que fue aprobada este lunes.

Haya acuerdo o no, Reino Unido dejará de formar parte de la Unión Europea el 29 de marzo. Pero debido a la falta de apoyo de Theresa May en su país para sacar adelante un acuerdo, en la República Checa ya se espera lo peor.

El Gobierno checo quiere que sus 40 000 ciudadanos en territorio británico no vean su posición amenazada de un día para otro, y es por ello que con esta nueva ley se quiere asegurar a los 8000 ciudadanos británicos que residen en Chequia las mismas condiciones que a los ciudadanos de la Unión Europea hasta finales del año 2020. Sobre la aprobación de la ley habló para la Radiodifusión Checa el ministro del Interior de la República Checa, Jan Hamáček.

Jan Hamáček, foto: Filip Jandourek, ČRoJan Hamáček, foto: Filip Jandourek, ČRo “Durante ese tiempo, los ciudadanos británicos en la República Checa mantendrán sus derechos en lo que se refiere a pedir la residencia, casarse, tener planes de pensiones, obtener permisos de trabajo y el reconocimiento de sus títulos profesionales“.

Una vez terminado este periodo, todas esas personas deberán ajustar su situación legal según lo que corresponde a los derechos de los ciudadanos de terceros países.

Además de las consecuencias individuales que podría tener un brexit sin acuerdo, al Gobierno checo le preocupan los efectos comerciales que esta situación pueda causar.

La exportación a Reino Unido, especialmente en el sector automovilístico, es de gran importancia para la República Checa, pues supone alrededor del 4% de su Producto Interior Bruto y se trata de su cuarto mayor socio comercial. Por otro lado, desde Reino Unido también se importan productos a Chequia, como es el caso de muchos medicamentos. Según los expertos, las nuevas cargas burocráticas harán más costoso el intercambio de productos.

La ley aprobada por el Gobierno para un brexit duro pasará ahora a ser debatida en el Parlamento y se espera que reciba el visto bueno antes del 29 de marzo.