El Gobierno checo aprueba reglamento para la unificación de las tasas turísticas

Las tasas turísticas han de ser aplicadas a los alojamientos a corto plazo como Airbnb. Los turistas tendrán que pagar hasta dos euros extra al día por el alojamiento.

Foto ilustrativa: freestocks-photos / Pixabay CC0Foto ilustrativa: freestocks-photos / Pixabay CC0 El Gobierno checo planea unificar los impuestos sobre los alojamientos temporales. Los turistas alojados en casas privadas tendrán que pagar tarifas por cada día de estancia, igual que los turistas alojados en hoteles.

Para los propietarios, el alquiler de pisos a través de Airbnb y servicios similares sale más económico que el alquiler a largo plazo. Además, las personas que ofrecen alojamientos privados tienen la ventaja de no pagar impuestos sobre el alquiler de habitaciones.

Sin embargo, a partir de enero de 2020 esto va a cambiar. El nuevo reglamento del Gobierno checo debería eliminar la desigualdad de las tasas turísticas, explica el portavoz del Ministerio de Finanzas, Filip Běhal.

“El reglamento debería eliminar esta desigualdad. Al mismo tiempo debería establecer las mismas condiciones en todos los municipios. En la actualidad, la mayoría de los municipios solo pueden cobrar tasas de ocupación del alojamiento. Solo los balnearios y otros lugares que son atractivos para los turistas pueden cobrar tasas locales”.

Foto ilustrativa: davidlee770924 / Pixabay CC0Foto ilustrativa: davidlee770924 / Pixabay CC0 La empresa Airbnb ha acogido el cambio propuesto, según declaró en un correo electrónico a la Radiodifusión Checa.

“Esperamos que la nueva normativa establezca un sistema simple, claro, sostenible y no discriminatorio, para que los turistas contribuyan de manera justa al cumplimiento de las obligaciones fiscales”.

La Asociación de Economía Compartida está de acuerdo con las reglas para la unificación de los impuestos.

“No me puedo imaginar que alguien que alquila su piso dos o tres veces al año para solo un fin de semana, tenga que mantener registro de los huéspedes durante seis años. Me parece un poco innecesario”.

Václav Stárek, foto: Prokop Havel, ČRoVáclav Stárek, foto: Prokop Havel, ČRo La tarifa máxima por el alojamiento será de un euro por persona al día. A partir de 2021, el Ministerio de Finanzas planea ajustar la tasa a unos dos euros. Los municipios podrán decidir sobre el monto específico del impuesto.

Según Václav Stárek, de la Asociación Checa de Hoteles y Restaurantes, los municipios deberían utilizar los impuestos recaudados para desarrollar servicios turísticos.

“Dado que los impuestos se remontan al presupuesto de los municipios, esto es algo que no podemos influir. Depende de la decisión de cada municipio”.

El Gobierno ya ha aprobado la enmienda. Para que entre en vigor, la normativa tendrá que pasar por la Cámara de Diputados y el Senado.