El gobierno aprueba un presupuesto más social para 2015

23-09-2014

El Gobierno de coalición de la República Checa ha aprobado el presupuesto general del Estado para 2015, aprovechando el previsto crecimiento económico para aumentar los gastos sociales y los sueldos de los funcionarios sin disparar el déficit.

Foto ilustrativa: Matěj SkalickýFoto ilustrativa: Matěj Skalický Ponerse de acuerdo para dar forma al presupuesto general del Estado no es nunca tarea fácil, y más teniendo en cuenta que en este caso el Gobierno checo está compuesto por una coalición de socialdemócratas, democristianos y liberales, cada grupo con ideas diferentes de qué tamaño debería tener el gasto público y adónde debería ir a parar.

El resultado es un documento de compromiso donde se contempla un aumento de las inversiones públicas y los gastos sociales sin disparar el déficit, afirmó el primer ministro checo, Bohuslav Sobotka.

“Para el año que viene, el gobierno anterior de Petr Nečas planeaba un déficit de 4.400 millones de euros, y nosotros proponemos que sea menor, de 3.600 millones. En las elecciones prometimos a la ciudadanía que le aseguraríamos un Estado que funcionara bien, y este presupuesto permite proporcionar el próximo año unos servicios públicos de calidad. Al mismo tiempo aumentamos las inversiones, sobre todo en infraestructuras de transporte. Y por supuesto nuestro objetivo es mejorar la situación social, especialmente de las familias con hijos y los ancianos”.

Bohuslav Sobotka, foto: archivo del Partido Cívíco DemocráticoBohuslav Sobotka, foto: archivo del Partido Cívíco Democrático Entre las novedades incorporadas destaca la introducción de un IVA reducido a libros, comida para bebés y medicamentos, el aumento en un 3,5% del sueldo de los funcionarios, unos mayores descuentos fiscales, la anulación del copago por servicios médicos y un incremento de las pensiones.

Estas medidas vienen posibilitadas, según el Gobierno, por una mayor recaudación, que debería incrementarse en un 3,2% gracias a la recuperación de la economía. Al mismo tiempo se espera que, al aumentar así el poder adquisitivo de los consumidores checos, el crecimiento económico se vea retroalimentado. De hecho estos mayores gastos sociales, unidos al incremento de obras y proyectos públicos y a la congelación o disminución de los impuestos ha hecho que el presupuesto haya sido recibido favorablemente tanto por los sindicatos como por la Unión de Industria y Transporte.

Miroslav Kalousek, foto: Filip JandourekMiroslav Kalousek, foto: Filip Jandourek Otro punto de vista tiene el mayor partido conservador en la oposición, TOP 09, como declaró su vicepresidente y ex ministro de Finanzas, Miroslav Kalousek.

“El Gobierno se comporta por desgracia de forma irresponsable y aumenta los gatos no principalmente en inversiones sino en gastos operativos y subvenciones sociales”.

De forma parecida piensa el Partido Cívico Democrático, de centro-derecha, que habría preferido aprovechar el buen momento económico para reducir más el déficit.

Por el contrario el Partido Comunista considera que el presupuesto, más que ofrecer estímulos al crecimiento de la economía, se limita a aprovechar la esperada mejora de la situación para 2015.

Ahora la ley del Presupuesto debería ser aprobada por el Parlamento, lo que es muy posible que suceda sin cambios de envergadura. El presidente de la República, Miloš Zeman, se ha mostrado a favor del texto y ha prometido que lo firmará.

23-09-2014