El futuro del Gobierno se decidirá la próxima semana

04-07-2019

Como estaba planeado, este jueves se realizó una reunión entre el presidente, el primer ministro y el viceprimer ministro para hablar sobre el futuro del Gobierno checo. No obstante, no se ha alcanzado ninguna conclusión.

De izquierda: Andrej babiš, Miloš Zeman y Jan Hamáček, foto: Jiří Ovčáček / TwitterDe izquierda: Andrej babiš, Miloš Zeman y Jan Hamáček, foto: Jiří Ovčáček / Twitter El castillo de Lány, residencia presidencial, ha acogido este jueves la reunión entre el presidente checo, Miloš Zeman, el primer ministro, Andrej Babiš, y el viceprimer ministro, Jan Hamáček.

Jan Hamáček y Andrej Babiš, foto: ČTK/Říhová MichaelaJan Hamáček y Andrej Babiš, foto: ČTK/Říhová Michaela Con esta reunión se pretendía buscar estabilidad para la situación política checa, algo agitada en los últimos meses. Uno de los temas principales del debate debía ser el posible cambio del ministro de Cultura, Antonín Staněk, cuya dimisión el presidente lleva un tiempo sin aceptar, un rechazo que no está gustando en las filas Socialdemócratas.

Este asunto pone nervioso al Partido Socialdemócrata, principal socio de Gobierno de Andrej Babiš, quien de perder este apoyo para formar coalición se vería en una situación incómoda.

A pesar de todo, no se ha llegado a ningún acuerdo este jueves. Es por ello que la estabilidad del Gobierno checo se pondrá a prueba en una próxima reunión el 12 de julio, cuando se reunirán con Miloš Zeman el ministro de Cultura, Antonín Staněk, y el líder de los Socialdemócratas y viceprimer ministro Jan Hamáček.

Andrej Babiš admitió recientemente que si el Partido Socialdemócrata acaba dejando el Gobierno por estas faltas de entendimiento, es probable que haya elecciones anticipadas. Aunque aclaró que este es un escenario que no le gustaría.