El festival Un Mundo se centra en la búsqueda de la identidad

La nueva edición del festival “Un Mundo” está centrada en la búsqueda de la identidad en un mundo globalizado.

La edición número 21 del festival de cine sobre Derechos Humanos llamado “Un Mundo” arrancó este miércoles en Praga. El evento fue inaugurado por el primer ministro del Gobierno Tibetano en el Exilio, Lozang Sanggjä.

El tema principal de la nueva edición bajo el lema “Proximidad Segura” es la identidad y sus diferentes formas en el mundo globalizado del siglo XXI, dice el director del festival, Ondřej Kamenický.

“En el debate público no había habido opiniones positivas durante mucho tiempo. En los medios de comunicación, en las redes sociales, en todas las manifestaciones contra el Gobierno, se podía leer y escuchar solo la idea de que la sociedad estaba dividida, que existía un abismo gigante entre las personas de diferentes opiniones, entre las personas de las ciudades grandes y pequeñas. Creo que es necesario dar la vuelta a todo esto y centrarnos no en lo que nos divide, sino en lo que nos conecta como seres humanos”.

En la nueva edición del festival se presentarán 117 documentales en 14 categorías diferentes de 51 países del mundo. Además de las categorías principales, aparecen dos que se enfocan en el tema de la identidad, ya sea a nivel personal o social, añade Kamenický.

“Este año el concepto clave es la identidad. Nos interesa cómo uno se define a sí mismo, con qué se identifica, adónde cree que pertenece en la sociedad, cómo mantiene relaciones en su grupo social”.

En el marco del festival se otorgó el premio Homo Homini, concedido por la ONG Hombre en Emergencia a personas que han contribuido a la promoción de los Derechos Humanos, la democracia y las soluciones no violentas a los conflictos políticos.

Foto:  Jeden světFoto: Jeden svět Este año recibió el galardón la agricultora nicaragüense Francisca Ramírez por su esfuerzo constante en la defensa de los Derechos Humanos fundamentales en Nicaragua, según destaca Kamenický.

“Francisca recibió el premio porque es una voz muy fuerte en el movimiento democrático nicaragüense contra el régimen autoritario del presidente Daniel Ortega. Ella también participa en la lucha contra la construcción de un canal que atravesaría todo el país”.

La primera proyección del festival fue la de la película “Los Dioses de Molenbeek” de la directora Reetta Huhtanen. Trata sobre la vida de tres niños que viven en un distrito musulmán en Bruselas.

“El distrito Molenbeek de Bruselas es conocido como el distrito de los musulmanes radicales. La película ofrece la perspectiva de tres niños, uno de los cuales es musulmán, uno cristiano, y uno ateo. A través de su historia se ve reflejado el tema de la proximidad segura y la búsqueda de valores comunes”.

El festival cuenta con 20 estrenos de películas, tanto mundiales como europeas. El programa ofrece asimismo proyecciones de documentales checos, entre ellos un nuevo episodio de la serie “Los Hermanos Okamura”, que se estrenará el 10 de marzo, prosigue Kamenický.

“La película, como lo indica su nombre, trata de los tres hermanos Okamura que, aunque son de la misma familia, tienen puntos de vista políticos y sociales muy diferentes. Es una narrativa de cómo se entienden entre sí, o más bien, cómo no se entienden”.

Este año más de 140 invitados especiales participarán en el festival. Habrá discursos de locutores sobre Derechos Humanos como por ejemplo Dmitry Muratov, ex director en jefe del diario independiente ruso Novaya Gazeta.

Foto: Jeden světFoto: Jeden svět Una novedad del evento es la forma de la venta de entradas, según explica el director del festival, Ondřej Kamenický.

“Tenemos un puesto en el pasaje del cine Lucerna en Praga. Cuando uno compra la entrada para sí mismo, puede al mismo tiempo comprar una extra y dejarla en la caja. Luego cualquier persona que pase por allí puede recogerla, personas que por ejemplo no conocen el festival o no se lo pueden permitir”.

Durante el festival se proyectarán 18 películas con subtítulos para sordos y cinco documentales con narración con audio. El programa de la mañana está reservado a las escuelas.

Desde la capital checa, el evento se trasladará a otras 35 ciudades del país y a Bruselas. El festival continuará hasta el 17 de marzo.