El ‘Febrero Seco’ combate el consumo excesivo de alcohol

Como cada año, este mes transcurre en Chequia la actividad ‘Febrero Seco’. Su objetivo este año es advertir de la presión social sobre el consumo de alcohol en Chequia.

Foto: Suchej únorFoto: Suchej únor La campaña ‘Febrero Seco’ pretende convencer a hombres y mujeres de que abandonen por absoluto las bebidas alcohólicas al menos por un mes. La actividad es organizada anualmente desde 2013 por la Liga de Hombres Abiertos junto con el Instituto Nacional de Salud y la Clínica de Adictología de la Universidad Carolina. Este año la campaña intenta señalar la fuerte presión social sobre el consumo de alcohol en Chequia.

Cerca del 15% de los checos beben alcohol en exceso. Los médicos consideran que 20 gramos de alcohol puro por día ya constituyen una dosis arriesgada. Esta cantidad de alcohol corresponde a medio litro de cerveza o una copa de vino, dice Ladislav Csémy del Instituto Nacional de Salud.

“Las personas que beben alcohol con exceso durante muchos años no tienen que volverse adictos. Sin embargo, en cualquier caso están poniendo en riesgo su salud”.

Después de un mes de abstinencia debería mejorar la actividad del hígado y del aparato digestivo. El evento promete una mejora de la memoria y el estado de ánimo, así como el sueño y las relaciones sexuales. La abstinencia debería tener un efecto positivo asimismo en el aspecto financiero.

Michal Miovský, foto: Eva Dvořáková, ČRoMichal Miovský, foto: Eva Dvořáková, ČRo Si uno no logra abstenerse ni siquiera un mes, debería buscar la ayuda de un experto, dice el médico Michal Miovský de la Clínica de Adictología.

“Esto es un valor añadido del evento. Es un feedback muy importante sobre el papel del alcohol en la vida diaria”.

Miovský a la vez critica el hecho de que el consumo de bebidas alcohólicas es ampliamente tolerado en Chequia y considerado incluso como parte de la cultura e identidad nacional.

Datos de la Organización Mundial de la Salud muestran que un checo consume en promedio 14.5 litros de alcohol puro por año. Más de la mitad de esta cantidad es cerveza, y los hombres beben tres veces más alcohol que las mujeres.

Chequia ha sido durante mucho tiempo uno de los países con el mayor consumo de alcohol en el mundo. En 2018 se ubicó en el tercer lugar, después de Moldavia y Lituania. Los países con el menor consumo fueron Bangladesh y Yemen.

Foto: Pixabay, CC0 Public DomainFoto: Pixabay, CC0 Public Domain La campaña ‘Febrero Seco’ se centra sobre todo en la educación. Su objetivo es crear conciencia sobre los riesgos asociados con el consumo de alcohol. El año pasado, se enfocó en el cáncer. Según informó Miovský, se descubrió que la mayoría de los checos no sabían que existía un vínculo entre el alcohol y la enfermedad.

Beber alcohol con exceso afecta de manera negativa el aparato digestivo, el sistema vascular, el cerebro, las habilidades cognitivas, la atención y las emociones. Según la Organización Mundial de la Salud, el alcohol causa el 18% de los suicidios, el 27% de accidentes de tráfico y el 48% de las enfermedades del hígado. Seis personas mueren a causa del alcohol cada minuto, lo que significa 3 000 000 de personas al año.