El ex líder del Ku Klux Klan es expulsado del país

27-04-2009

El antiguo líder del Ku Klux Klan, David Duke, no llegó a realizar ni uno solo de los discursos previstos en la República Checa. Al día siguiente de su llegada fue detenido y poco después expulsado del país.

La gira de David Duke por la República Checa duró bien poco. El viernes por la noche, poco después de llegar al país, el político estadounidense se encontraba en un restaurante de Praga con algunos seguidores, ofreciendo una entrevista a una periodista checa. De pronto, unos 20 policías entraron en el establecimiento y lo detuvieron.

Según la policía, la causa fue la publicación en el pais de su libro Mi despertar, en el que presuntamente niega el holocausto judío y alaba al régimen nazi. Esta opinión constituye en la República Checa un delito de propaganda contra los derechos humanos, castigado hasta con tres años de prisión.

El ministro checo del Interior, Ivan Langer, mostró su apoyo a la actuación policial.

Ivan Langer, foto: CTKIvan Langer, foto: CTK “Nuestras leyes son válidas también para los extranjeros. Estoy convencido de que la policía actuó de acuerdo con la fiscalía y en total consonancia con las leyes”, declaró Langer.

Precisamente, en la entrevista que se le realizaba en ese momento, Duke afirmó que no tenía miedo de ser detenido, porque algo parecido no había sucedido ni cuando visitó Alemania, país especialmente estricto en estos temas.

Duke fue interrogado en comisaría y posteriormente liberado. A continuación la policía de extranjería le expidió un visado de salida y le conminó a abandonar el país antes de la medianoche. El ex líder del Ku Klux Klan es ahora persona non grata en la República Checa y no podrá volver al país.

Michael Kocáb, foto: CTKMichael Kocáb, foto: CTK La expulsión de Duke fue valorada positivamente por el ministro de Derechos Humanos y Minorías Étnicas, Michael Kocáb.

“El señor Duke era capaz de dar, al menos en teoría, una base, unos fundamentos a nuestros neonazis. Y eso es lo peor que nos podría pasar”, afirmó el ministro.

David Duke fue invitado a la República Checa por elementos cercanos al partido ultraderechista Resistencia Nacional, precisamente mientras el país atravesaba un momento delicado de tensión con la etnia gitana. Unos días antes se había producido un ataque contra una familia romaní en el que una niña de dos años resultó herida de gravedad.

Duke es conocido por fundar la los Caballeros del Ku Klux Klan, una versión moderna y revisionista del antiguo grupo racista. La carrera política de Duke, en la que llegó a ser senador por Lousiana, viene marcada por el antisemitismo, la negación del holocausto y lo que el llama el derecho a la propia herencia cultural, que serviría para justificar la segregación racial.

27-04-2009