El "Dracula" checo chupa la sangre en Suiza

13-05-2004

El musical checo "Dracula" se presenta con gran éxito en Basilea, Suiza. La obra fue estrenada en esa ciudad el 30 de abril en un teatro con capacidad para unos 1500 espectadores. El público suizo podrá acudir al musical seis veces a la semana hasta finales de junio.

Desde el estreno en 1995 en Praga, más de un millón de espectadores acudieron al musical "Dracula" en la República Checa. La historia modernizada sobre el cruel soberano de Transilvania condenado a la inmortalidad, escrita según la novela homónima de Bram Stoker, se convirtió en un breve tiempo en el musical checo más exitoso.

Según recuerda el autor de la música, Karel Svoboda, "Dracula" se presentó después en Eslovaquia, Corea del Sur y Rusia. Posteriormente fue reestrenado en la capital checa y en la actualidad vuelve a viajar por el mundo.

El director polaco Meciej Korwin, que se encargó con un equipo de la realización internacional de la nueva puesta en escena de la función, presentó la obra primero en la ciudad de Gdyn, Polonia.

En estos días, la versión alemana del "Dracula" checo se instaló en Basilea donde aprovecha de todas las presuposiciones para triunfar ante el público suizo. Es que, uno de los más exitosos libretistas actuales, Michael Kunze, escribió la letra y una de las más grandes estrellas de los musicales, Ethan Freeman, encarna al conde de la oscuridad ansioso de sangre. Freeman resplandeció en el pasado, por ejemplo, en el musical "Los Miserables" o en "El Fantasma de la Ópera" presentado 800 veces en Londres. El público ha apreciado hasta el momento asimismo el rendimiento de numerosos cantantes populares suizos y austríacos que actúan en la función.

A finales de julio, el musical se trasladará al prestigioso escenario al aire libre en la ciudad de Tecklenburg, Alemania.

13-05-2004