El ‘divino comediante’ Salvador Dalí se presenta en Kroměříž

24-05-2010

‘El comediante divino’ Salvador Dalí se ha trasladado a la ciudad morava de Kroměříž. En la galería del museo local se puede ver hasta mediados de agosto una exposición de unas 200 obras del mago surrealista español.

El conjunto completo de 100 ilustraciones de la ‘Divina Comedia’ de Dante Alighieri domina a la muestra de Kroměříž dedicada a Salvador Dalí. Los grabados en madera de Dalí son menos conocidos que sus pinturas, pero incluyen todos los rasgos típicos de la obra del artista, sus motivos preferidos y obsesiones, apunta Jiří Stránský, director del Museo de Kroměříž.

“La obra gráfica de Dalí me sorprendió agradablemente. Las ilustraciones de la ‘Divina Comedia’ son fabulosas, creo que fue Dante quien dirigió el pincel de Dalí. Además, el visitante tiene a disposición una traducción del libro al checo, así que puede pasar horas en la exposición, leyendo y mirando las ilustraciones”.

Una curiosidad es la muestra de 21 estampas que permite al visitante hacerse una idea sobre cómo nace un grabado. En el Museo de Kroměříž se exponen además la versión gráfica del famoso cuadro de Dalí del reloj blando, así como sus platos de cerámica pintados con motivos de caballos y pequeñas obras plásticas de bronce, incluida la escultura de un rinoceronte, gemelo del más célebre ‘Elefante Celestial’.

Los organizadores de la muestra también pensaron en los niños, señala Jiří Stránský.

“Colocamos en la exposición una alfombra en la que los niños pueden sentarse y crear algo, tienen allí papeles y utensilios para pintar. Queremos convocar un concurso ‘Pintamos con Salvador Dalí’, inspirado en la exposición, aunque Dalí no es precisamente un tema para los menores. Luego evaluaremos los dibujos y el ganador recibirá un dulce como premio”.

La exposición viene completada con imágenes en blanco y negro de gran formato que realizó el fotógrafo checo Václav Chochola en 1969 en el apartamento de hotel de Salvador Dalí en París. Los retratos del pintor con un huevo, una revista o una espada se ganaron fama mundial. Chochola terminó el trabajo el 15 de diciembre de 1969. Pocas semanas después fue detenido en Checoslovaquia cuando fotografiaba la tumba de Jan Palach, y pasó 30 días en la cárcel. Con Dalí no se encontró nunca más.

Las obras expuestas en Kroměříž proceden de la colección privada de la galería de arte Unicornio Blanco (U Bílého jednorožce) de Praga. En Moravia permanecerán hasta el 15 de agosto.

Foto: Andrea Fajkusová

24-05-2010