El Consejo de Seguridad defiende el informe anual sobre extremismo

El Consejo de Seguridad del Estado ha expresado su respaldo al informe anual sobre manifestaciones de extremismo en la República Checa, publicado este lunes. El documento servirá de base al Gobierno para enfrentarse a ese tipo de asuntos.

Foto ilustrativa: Pete Linfort / Pixabay CC0Foto ilustrativa: Pete Linfort / Pixabay CC0 La inclusión de menciones sobre el partido Libertad y Democracia Directa (SPD) en el informe anual sobre el extremismo en la República Checa, elaborado por el Servicio de Inteligencia Checo BIS, fue motivo de discusión dentro del Consejo de Seguridad del Estado. Al final este jueves el Consejo dio su respaldo al documento, a pesar de que el presidente de la República, Miloš Zeman, sigue oponiéndose a que el partido SPD sea calificado de extremista, según recalcó su portavoz, Jiří Ovčáček.

”Consideramos extremadamente peligroso el hecho de que un partido parlamentario, sin importar cual, aparezca en un informe de esta envergadura. Para incluirlo debería haber pruebas de sus eventuales actividades extremistas”.

Jan Hamáček, foto: David Sedlecký, Wikimedia Commons, CC BY-SA 4.0Jan Hamáček, foto: David Sedlecký, Wikimedia Commons, CC BY-SA 4.0 El ministro del Interior, Jan Hamáček, considera sin embargo que los políticos no deberían inmiscuirse o tratar de influir sobre el trabajo de los servicios de seguridad, incluido el Servicio de Inteligencia.

El diputado del partido Libertad y Democracia Directa (SPD), Radek Koten, sostuvo a su vez que no considera problema alguno el hecho de haber sido mencionada esa formación en el informe anual sobre extremismo. Indicó que figurar en el informe no significa que sea extremista.

”Supongo que fuimos mencionados en el informe en relación con determinados hechos no como un partido extremista, sino como uno de los partidos políticos legítimos. Al elaborar las entidades adjuntas al Ministerio del Interior semejantes documentos, pueden mencionar en ellos a numerosos partidos, por ejemplo al democristiano Partido Popular, al de los Piratas”.

Miloš Zeman, foto: ČTK / Vít ŠimánekMiloš Zeman, foto: ČTK / Vít Šimánek En el mencionado informe se advierte por otro lado del aumento de las actividades de espionaje por parte de Rusia y China. Concretamente se menciona el tema de los propietarios rusos de empresas que permanecen en el anonimato y que se empeñan en obtener encargos de parte del Estado Checo por millones de euros. Según el documento, para imponer Rusia sus intereses, recurre a la desinformación, ataques cibernéticos y al servicio de agentes con pasaporte diplomático. Métodos semejantes, según el informe, son utilizados por China.

El presidente checo, Miloš Zeman, criticó también esta parte del documento y, en entrevista para la Televisión Barrandov, insistió en que no existen pruebas concretas sobre la presencia de espías rusos o chinos en Chequia.

”Durante los últimos seis años no ha aparecido ni una sola mención o testimonio de que se haya logrado descubrir a un espía al menos, ya sea ruso o chino”.

Independientemente de las objeciones por parte del primer mandatario, el Consejo de Seguridad del Estado insistió en que el informe del Servicio de Inteligencia sobre diversas manifestaciones de extremismo en la República Checa durante el año 2017 representa una base importante para el ulterior trabajo de las fuerzas de seguridad del Estado, así como para el Gobierno y otras entidades públicas del país.