El caso del proyecto H-Systém terminó con altas condenas

20-02-2004

Miembros de la junta directiva de la constructora H-Systém fueron condenados a altas penas de prisión por estafa. Más de mil clientes de H-Systém invirtieron sumas millonarias por viviendas que nunca recibieron. Tampoco lograron recuperar el dinero invertido.

Petr Smetka, foto: CTKPetr Smetka, foto: CTK El proyecto para la construcción de viviendas baratas fue un fraude colosal, constató el Tribunal de Praga. El dinero de los clientes no fue utilizado para la construcción de viviendas, sino desviado a otras empresas del dueño y principal cerebro del proyecto, Petr Smetka. El tribunal lo condenó a 12 años de cárcel, lo que representa la más alta pena por fraude en la República Checa. Cada uno de sus tres cómplices fueron condenados a nueve años de cárcel.

Petr Smetka calificó el veredicto como absurdo.

"Durante el proceso no fue presentada ni una prueba de que el proyecto surgió con el objetivo de engañar a los clientes. Sentimos pena únicamente por no lograr llevar a cabo el proyecto. Tenemos previsto apelar la sentencia".

El fiscal, Boris Havel, refutó las palabras de Smetka asegurando que dispusieron de pruebas suficientes.

"Durante el proceso fueron presentadas pruebas convincentes de que todo fue previamente planeado. Petr Smetka y sus cómplices jugaban fríamente con la confianza de los clientes y querían sacar de ellos dinero".

El proceso con los protagonistas de H-Systém, se prolongó por casi dos años. Se trató de uno de los mayores casos de estafa en la historia de la República Checa. El juez necesitó más de ocho horas para leer el texto del veredicto que, entre otras cosas, incluía los nombres de todos los afectados y las sumas malversadas.

Pese a las altas condenas, la mayoría de los clientes de H-Systém se sintió un tanto confusa y deprimida después del proceso. "No creemos en que un día volveremos a ver nuestro dinero", coincidía la mayoría.

20-02-2004