El cantautor Jaromír Nohavica celebró su 50 cumpleaños en una gira por EE. UU.

10-06-2003

Al cumplir los 50 años se suele recapitular la vida. Nada más lejos de ello está una de las leyendas entre los cantautores checos, Jaromír Nohavica. Atravesó el océano y celebró su cumpleaños con un concierto para sus compatriotas en Chicago.

La guitarra, el acordeón diatónico llamado "heligonka" y la voz inconfundible acompañan a Jaromír Nohavica en su gira de conciertos por EE. UU. Nohavica es un poeta cantante que busca la inspiración en sus raíces moravas y polacas, dicen de él. El alma de la región de la que procede, el extremo nororiental de la República Checa, es duro y tierno al mismo tiempo, así como las canciones de Nohavica.

Después de más de 20 años en los podios y tras editar ocho álbumes solo la demanda de Jaromír Nohavica continúa superando la oferta. Las entradas para sus conciertos están agotadas semanas antes. Cada uno de sus discos es distinto, experimenta, interpreta canciones francesas, canta con una banda rock, y permanece fiel a sus canciones sobre textos propios, cuya riqueza verbal parece interminable.