El autor de la matanza en Noruega cita a Václav Klaus en su manifiesto

25-07-2011

El terrorista noruego Anders Behring Breivik, que el pasado viernes acabó con la vida de al menos 93 personas, citó en su manifiesto a Václav Klaus. El texto menciona las críticas lanzadas por el presidente checo hacia la Unión Europea.

Anders Behring Breivik, foto: ISIFA/ReutersAnders Behring Breivik, foto: ISIFA/Reuters En unas 1.500 páginas Anders Behring Breivik rechaza el multiculturalismo, el islamismo y el comunismo, entre otros, en su manifiesto ultraderechista titulado ‘La Declaración de Independencia Europea’.

El asesino se muestra indignado por la inmigración masiva de musulmanes al viejo continente y habla de la necesidad de iniciar una guerra racial en defensa del “conservadurismo cultural”.

Breivik criticó además los esfuerzos de profundizar en la integración europea haciendo referencia a las palabras de Klaus de que la ampliación de la UE en 2004, que incluyó en su mayoría países de Europa del Este, “hizo aumentar el déficit de la democracia en la Europa comunitaria”.

En otra parte del documento, el asesino citó al mandatario checo diciendo que “la UE aumenta cada vez más rápido el número de normativas que afectan la vida y la actividad humana”.

Isla Utoya, foto: ČTKIsla Utoya, foto: ČTK El presidente checo, que se encuentra estos días en Australia, ha enviado al rey Harald V de Noruega una carta en la que condenó la bárbara matanza imperdonable perpetrada por Breivik y expresó su profundo pésame al pueblo noruego.

El experto en extremismo de la Universidad Masaryk de Brno, Miroslav Mareš, opinó que la policía noruega subestimó la amenaza que implican parecidos textos extremistas en Internet.

“Las fuerzas de seguridad noruegas dijeron que no se sabe desde dónde Oslo, foto: ČTKOslo, foto: ČTK venía Breivik, es decir que no monitoreaba el escenario donde se radicaliza esta gente y no se enteró de que allí se reclutan los futuros criminales capaces de perpetrar tales ataques. En Internet existen varios textos parecidos, incluso de proveniencia checa, pero por el momento no se les ha prestado la atención necesaria”, subrayó.

En los ataques perpetrados el pasado viernes en Oslo y la isla Utoya han muerto como mínimo 93 personas, otras han resultado gravemente heridas y algunas siguen en paradero desconocido. Los checos recordaron este fin de semana a las víctimas del atentado colocando flores y encendiendo velas enfrente de la embajada noruega en Praga.

Debido al ataque terrorista, la policía checa reforzó notablemente las medidas de seguridad en el país.

25-07-2011