El año 2014 favoreció a la industria automotriz en Chequia

07-01-2015

La venta de automóviles familiares nuevos aumentó el año pasado en Chequia un 16,7% en comparación con el 2013, llegando a 192.314 coches. En cuanto a la marca más vendida, fueron los autos Škoda, con una participación del 30,2% en el monto de venta global. Un récord lo alcanzó también la industria automotriz local, al fabricar más de 1,2 millones de automóviles.

Foto: archivo de Škoda AutoFoto: archivo de Škoda Auto La industria automotriz en la República Checa volvió a marcar cifras positivas en 2014, después de haber sufrido una recesión económica del 5% en el año 2013. Según datos de la Unión de Importadores de Automóviles, a partir de julio del año pasado, la venta y la fabricación de este producto en el país han arrojado resultados muy favorables.

El director de la Asociación de la Industria Automotriz, Antonín Šípek, recalca que en 2014 se logró superar el récord histórico en la venta de automóviles en este país.

”Los resultados alcanzados en 2014 son un gran éxito sin duda, porque se trató del mayor monto de ventas de coches en la historia de la República Checa y, me atrevo a decir que también de Checoslovaquia. Hasta entonces el mayor número de automóviles fue vendido a mediados de los años 90, concretamente en 1997 y 1998. Entonces se vendieron alrededor de 180.000 vehículos. Y el año pasado hemos superado también ese récord”.

Foto: Marián Birošík, public domainFoto: Marián Birošík, public domain Al decidir comprar un nuevo automóvil, los checos optaron por adquirir mayormente un coche marca Škoda y en especial el modelo Škoda Octavia, de los que el año pasado se vendieron más de 20.500. En segundo lugar se situó el Škoda Rapid con más de 12.300 autos, seguido del Škoda Fabia con más de 8.700 coches. Según afirma Lukáš Vaverka, periodista especializado en esta temática, los vehículos de fabricación nacional suelen ser los más solicitados en la mayoría de los mercados mundiales.

”La popularidad de los coches fabricados en este país, en el caso de Chequia de los Škoda mayormente, se debe a varios factores. Se trata de una marca tradicional local que, además, dispone de una amplia red de puntos de venta, y también de suficientes centros de servicio autorizados”.

Foto: archivo de Škoda AutoFoto: archivo de Škoda Auto Además de los Škoda, en el mercado nacional de automóviles nuevos hubo en 2014 una amplia demanda de Hyundai y Volkswagen. La mayoría de los usuarios eligió un auto a gasolina y el color preferido siguió siendo el blanco.

Los economistas pronostican un favorable desarrollo de la industria automovilística también en 2015. Calculan que el ritmo de crecimiento podría alcanzar entre el 3,5 y el 6,5%, lo que supone la venta de entre 200.000 y 205.000 automóviles. Los especialistas sostienen al mismo tiempo que la compra de automóviles nuevos en la República Checa sigue siendo superada por la de vehículos usados, de los que cada año se venden cuatro veces más, siendo el parque de automóviles en este país uno de los más anticuados de Europa.

07-01-2015