El 1 de mayo en Chequia sin incidentes

02-05-2013

No hubo incidentes en las manifestaciones convocadas por los extremistas de derecha e izquierda para el Día Internacional de los Trabajadores en la República Checa. Como de costumbre, numerosos encuentros políticos se efectuaron este miércoles en el país, pero muchos checos prefirieron celebrar el 1 de mayo besándose debajo de un árbol florecido, según manda la tradición.

El 1 de mayo en Přerov, foto: ČTKEl 1 de mayo en Přerov, foto: ČTK La República Checa vivió un Día de los Trabajadores pacífico, sin enfrentamientos entre extremistas de izquierda y de derecha, que solían acompañar el 1 de mayo en los últimos años.

Mientras que unos 200 anarquistas se reunieron tradicionalmente en Praga para protestar contra el capitalismo y el lujo, los radicales de derecha del Partido Obrero realizaron una marcha en la ciudad de Přerov, a cientos de kilómetros al este de la capital checa.

Unidades de policías antimotines que vigilaron en las calles de Přerov no se vieron obligados a intervenir durante la manifestación de unos 300 nacionalistas de derecha dirigida contra la Unión Europea.

Bohuslav Sobotka, foto: archivo del  Partido SocialdemócrataBohuslav Sobotka, foto: archivo del Partido Socialdemócrata Por su parte, los partidos parlamentarios de izquierda aprovecharon el Día de los Trabajadores para criticar al Gobierno. Los comunistas se reunieron por la mañana en el Recinto Ferial de Praga, donde los reemplazaron por la tarde los simpatizantes del Partido Socialdemócrata.

El líder de dicha agrupación, Bohuslav Sobotka, criticó sobre todo, las reformas gubernamentales y volvió a admitir una futura colaboración entre la Socialdemocracia y los comunistas a nivel nacional.

“Nuestro país cuenta hoy con la mayor deuda de la historia. Estamos sufriendo una profunda recesión económica. Una eventual colaboración entre estos dos partidos podría basarse solo en un apoyo comunista a un Gobierno socialdemócrata minoritario”, dijo Sobotka.

Fiesta del Partido Cívico Democrático en la céntrica Colina de Petřín, foto: ČTKFiesta del Partido Cívico Democrático en la céntrica Colina de Petřín, foto: ČTK Por su parte, el gubernamental Partido Cívico Democrático se reunió en la céntrica Colina de Petřín, donde el Alcalde Mayor de Praga, Bohuslav Svoboda, volvió a criticar la colaboración a nivel regional entre los socialdemócratas y los comunistas.

“El Partido Comunista Checo nunca rompió con el pasado. Nunca señaló qué hizo mal, nunca pidió disculpas por lo sucedido”, resaltó.

Muchos ciudadanos de Praga se dirigieron el 1 de mayo a la Colina de Petřín, pero no para acudir a una manifestación política, sino para darse un beso bajo un cerezo florecido, como manda la tradición, y colocar una flor al pie de la estatua del poeta del romanticismo Karel Hynek Mácha, considerado patrono de los enamorados del país gracias a su poema titulado ‘Mayo’, del año 1836.

02-05-2013