Ejército endurecerá castigos contra soldados ebrios

13-06-2011

El Ministerio de Defensa ha decidido combatir el alcoholismo en las filas de las Fuerzas Armadas. Para ello prepara una enmienda a la Ley del Soldado Profesional que endurece los castigos contra los militares que cumplan su trabajo en estado de ebriedad.

Desde principios del año, la Policía militar ha tenido que tratar 15 casos de soldados con problemas de alcoholismo. En las Fuerzas Armadas está prohibido consumir alcohol en horas de trabajo al igual que en otros centros laborales, pero aplicar sanciones a los militares que no respetan la prohibición es bastante complicado en vista de que la Ley del Soldado Profesional no especifica los castigos por ese tipo de delitos. Por eso es necesaria una enmienda, sostuvo Jan Pejšek, portavoz del Ministerio de Defensa.

”La enmienda a la Ley del Soldado Profesional, que queremos presentar al Gobierno en el curso de las próximas semanas, endurece las sanciones por alcoholismo y determina detalladamente los castigos por el incumplimiento de la norma. En caso de que un militar consuma alcohol en forma excesiva durante el ejercicio de sus funciones, podrá ser reducido de rango militar o suspendido de las Fuerzas Armadas”.

Petr PopovPetr Popov Los militares figuran entre los profesionales que corren mayor riesgo de aficionarse al alcohol, advierten los especialistas. Según un reciente estudio, los más amenazados son los soldados menores de 35 años, los estudiantes de la Universidad de Defensa y los militares que cumplen misiones lejos de sus familiares, indicó Petr Popov, médico jefe de la sección de cura de las adicciones del Hospital Universitario de Praga.

”La profesión militar exige una alta concentración y está acompañada de un mayor grado de estrés. Los soldados tienen poca posibilidad de descansar, de relajarse por completo durante el cumplimiento de sus funciones. Por ello están expuestos al permanente peligro de alcoholismo u otra adicción”.

Duras sanciones se aplican en las Fuerzas Armadas actualmente contra los militares que violan la prohibición del consumo de alcohol y drogas durante el cumplimiento de una misión en el exterior. En este caso los culpables son enviados inmediatamente a casa y se les reduce su rango militar.

En febrero de este año les fue impedido partir a una misión a Afganistán a dos soldados, por no haber pasado por una prueba de alcoholemia que les fue aplicada en el aeropuerto en Praga antes del viaje. La nueva enmienda a la Ley del Soldado Profesional permitirá proceder de igual manera también contra los soldados que cumplen funciones en Chequia.

13-06-2011