EE.UU. instalará en Chequia parte de su sistema de defensa antimisiles

02-08-2010

Praga y Washington han acordado el establecimiento de un centro de alerta anticipada de defensa antimisiles en territorio checo. De acuerdo con los políticos de ambos países se tratará de instalaciones pequeñas con sofisticados sistemas de monitoreo.

Foto: www.keesler.af.milFoto: www.keesler.af.mil El nuevo sistema de defensa antimisiles presentado por el Pentágono no tiene nada que ver con el escudo de defensa antibalística propuesto por el ex presidente George W. Bush, que despertó entonces la ira de Moscú y el rechazo de la población.

El primer ministro checo, Petr Nečas, adelantó que el centro sería una instalación pequeña, cuyo personal representaría a Estados Unidos, la OTAN y la República Checa.

Petr Nečas, foto: ČTKPetr Nečas, foto: ČTK „No debe ser una gran instalación militar“, matizó Nečas, quien agregó que tan solo unas cuantas personas serían necesarias para el funcionamiento centro de alerta.

Por su parte, el ministro de Defensa Alexander Vondra, ex disidente y antiguo embajador en EE.UU., dijo, en declaraciones a la Televisión checa, que semejantes propuestas no se rechazan porque ayudan a fortalecer la seguridad del país.

Alexander Vondra, foto: ČTKAlexander Vondra, foto: ČTK „El centro, que debería estar preparado y funcionando ya el próximo año, nos ayudará a detectar situaciones de peligro, pero por el momento no nos garantizará ninguna protección directa ya que se trata de un sistema de defensa pasiva“, subrayó Vondra.

Estados Unidos piensa invertir inicialmente más de dos millones de dólares en 2011 y 2012 en el centro, después de esa fecha la República Checa debería correr con los gastos o compartirlos con algún país de la OTAN.

El gobierno del presidente estadounidense, Barack Obama, anuló el año pasado el plan ideado por su predecesor George. W. Bush para emplazar misiles interceptores en Polonia y una estación de radares en la República Checa como parte de un escudo antibalístico capaz de abatir cohetes de naciones como Irán.

El plan fue entonces criticado duramente por Moscú. El nuevo sistema se centra en la intercepción de misiles corto y mediano alcance, lo que en principio no molesta al Kremlin.

Si bien todavía no se sabe en qué parte del país será instalado el centro de defensa antimisiles, el primer ministro Nečas no descartó que podría estar en Praga. Debido a las características del centro de alerta antimisiles, el Gobierno no tendrá que pedir ninguna aprobación a la Cámara de diputados, recordó el primer ministro.

02-08-2010