Editores checos critican la biblioteca digital de Google

09-09-2009

Los editores checos rechazan la biblioteca virtual de Google. Afirman que si el buscador estadounidense digitalizara obras literarias europeas, violaría los derechos de autor de los escritores del Viejo Continente.

La compañía Google inició la digitalización de libros en el año 2004 y su biblioteca virtual ofrece actualmente unos siete millones de títulos. Sus representantes sostienen que persiguen poner a disposición del público en Internet especialmente aquellos títulos que son difíciles de conseguir en el mercado estadounidense.

Sin embargo, los editores checos afirman que la biblioteca virtual afectará al mercado literario continental, ya que una gran parte de los títulos que Google quiere digitalizar son obras de escritores europeos, entre ellos de la República Checa. El presidente de la Unión Checa de Editores y Libreros, Vladimír Pistorius, calificó el procedimiento de la compañía estadounidense de piratería electrónica de libros.

“El proyecto de Google es muy peligroso. Si empezara a vender en Internet obras literarias digitalizadas sin el consentimiento de los autores, podría suceder lo mismo que pasó en el caso de los filmes y la música. Los libros digitalizados podrían ser objeto de una piratería electrónica incontrolada, lo que liquidaría al tradicional mercado de libros”.

El surgimiento de la biblioteca digital ha provocado en Estados Unidos varios pleitos por derechos de autor. Google suscribió acuerdos de compensación con los editores de ese país, opción que en octubre próximo debe ser aprobada por los tribunales estadounidenses. Su consentimiento puede poner en peligro el mercado mundial de libros.

Los editores de la República Checa, Francia, Alemania y otros países europeos quieren estar protegidos ante la piratería electrónica de libros. La Unión Europea de Editores presentó una queja ante la Comisión Europea que inició los debates sobre el caso a comienzos de esta semana, según informó Marcela Turečková, representante de la República Checa en esas deliberaciones. ”En esta primera reunión se acordó que la Comisión Europea elaboraría un informe sobre el tema que sería presentado al Parlamento Europeo. Lo malo es que no se ha determinado cuándo la Unión Europea adoptará pasos concretos frente a ese problema”.

Los editores y libreros checos están dispuestos a reunirse con representantes de la compañía estadounidense para hallar un compromiso mutuamente aceptable. Consideran, no obstante, que la iniciativa para la celebración de las negociaciones debería tenerla Google.

09-09-2009