Economistas auguran crecimiento económico por inundaciones

04-09-2002

Según coinciden los especialistas, los daños causados por las inundaciones afectarán a la economía checa sólo durante un corto plazo. El Producto Interior Bruto del país se reducirá en el tercer trimestre de este año, no obstante, las indemnizaciones por las pérdidas deberían provocar un crecimiento económico.

Los daños no se reflejarán en el Producto Interior Bruto, a diferencia de las reconstrucciones y los trabajos de rescate. En el caso de que no esté seriamente dañada la infraestructura, la catástrofe puede convertirse en un impulso que acelera el crecimiento económico, explicó Pavel Kohout, analista de la empresa PPF.

El Producto Interior Bruto de la República Checa se reducirá antes de fin de este año aproximadamente en uno por ciento. No es posible hacer cálculos más exactos, ya que hasta el presente no se sabe cuándo las empresas, que pararon su producción debido a las inundaciones, reanudarán sus actividades.

Las inundaciones dañaron la cosecha de colza, patatas y cereales. Según Pavel Sobísek, economista del HVB Bank, la siega menor y de peor calidad de los productos agrícolas puede traer como consecuencia una leve subida en los precios de los mismos.

"Es probable que los precios de comestibles aumenten, sin embargo, la situación no debería ser dramática. Primero, en los respectivos sectores existe una fuerte competencia que va a frenar el crecimiento de los precios, y además es posible que en el futuro podamos importar productos agrícolas de manera relativamente ventajosa."

El porcentaje de desempleo en el país, según los expertos de economía, quedará igual. Se espera que algunas empresas menores, que fueron afectadas por las riadas, despedirán a sus empleados. Sin embargo, será necesaria la mano de obra en el sector de la construcción. Estos dos hechos se compensarán mutuamente, es decir que el desempleo no debería crecer.

04-09-2002