Economía verde: usar, no explotar

08-10-2009

La economía verde es la vía para disminuir la dependencia de los países de los combustibles de carbono y bajar el consumo humano, que actualmente supera en un 35 por ciento la biocapacidad de la Tierra. Esta es una de las conclusiones del Foro de Embajadores de la Economía Verde, celebrado este miércoles en Praga.

La economía verde no es un problema, sino una oportunidad que exige la participación creativa de cada uno de nosotros. En ello coincidieron en Praga economistas, políticos, diplomáticos, representantes de universidades y ONGs de distintos países.

Según la ex ministra de Medio Ambiente de Ecuador y futura presidenta del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) Yolanda Kakabadse, la economía verde significa en primer lugar reconocer que los recursos naturales son la principal base de la economía y que no son inacabables.

“Tiene una gran oportunidad frente a la crisis que estamos viviendo. Yo no veo una solución que haya traído nadie en el mundo de ahora que nos diga que sea tan buena como la propuesta de generar una economía verde en cuanto a creación de empleos, estabilidad del planeta, contribuir a soluciones frente al cambio climático“.

Yolanda Kakabadse opina que el mayor obstáculo para la transición a la economía verde es la falta de información.

“Creo que no hemos hecho un gran esfuerzo en todos los países, del Norte y del Sur, en reconocer cuáles con los verdaderos valores del planeta. Al contrario, hemos sido educados en un sistema donde la explotación del recurso ha sido lo bueno y ahora estamos con un mensaje que dice usar, no explotar. Entonces, implica un cambio de mentalidad, de acercamiento a los recursos naturales, y eso toma tiempo porque es un proceso de educación”.

Los participantes del Foro destacaron que una reforma fiscal ecológica es imprescindible para estimular la economía verde. Yolanda Kakabadse apunta al respecto.

“En el Ecuador, mi país, es el único gobierno en el mundo que ha eliminado los impuestos para los autos híbridos y eléctricos. Podemos importar esos autos sin ninguna carga impositiva. Ese es un incentivo maravilloso, pero es un pequeño ejemplo de lo que sí se puede hacer. Y debería hacerse lo mismo con todo tipo de tecnología que es más amigable, menos amenazante para el cambio climático, para problemas ambientales en general“.

Los expertos destacaron asimismo en Praga la necesidad de eliminar los subsidios a los combustibles fósiles. Ecuador viene con otra propuesta, explica Yolanda Kakabadse.

Václav Havel, foto: ČTKVáclav Havel, foto: ČTK “Por ejemplo, dejar el petróleo que tenemos debajo de un parque nacional muy valioso, Yasuni, para siempre bajo la tierra. ¿Qué quiere decir eso? Que sacaremos un certificado a través del cual buscamos el reconocimiento financiero del CO2 que se queda bajo suelo y con esos fondos invertiremos en sustentabilidad, en energía limpia, en la protección de la biodiversidad del Ecuador, que es maravillosa, en la agenda social de la Amazonía, temas que han estado totalmente abandonados en la agenda del desarrollo“.

El Foro de Embajadores de la Economía Verde fue convocado por el ministro checo de Medio Ambiente, Ladislav Miko, y auspiciado por el ex presidente checo, Václav Havel.

08-10-2009