Drogas en base aérea

30-01-2007

Un comando de la policía antidrogas ocupó la base aérea de Cáslav. Se trató de un operativo para detener a cuatro soldados profesionales sospechosos de posesión, consumo y distribución ilegal de narcóticos.

Según informaciones del diario Mladá Fronta Dnes, se trató del mayor operativo de la policía antidrogas contra las Fuerzas Armadas checas.

El comando policial detuvo a cuatro soldados de la base aérea de Cáslav, donde se encuentran los aviones caza de la Fuerza Aérea que forman parte del sistema defensivo de la OTAN.

Fuentes de la policía indicaron que fue la culminación de un complejo operativo. Efectivos del Departamento Antidrogas seguían la pista de los soldados sospechosos desde hace varios meses. Dos de los cuatro soldados detenidos fueron acusados de inmediato de producción y posesión ilegal de narcóticos.

De las informaciones del diario Mladá Fronta Dnes se desprende que los cuatro soldados profesionales poseían y muy probablemente distribuían también heroína.

La portavoz de la base aérea de Cáslav, Magdalena Dvoráková, precisó que los soldados detenidos tienen más de 20 años de experiencia, acotando que no se trató de ningún piloto.

Los expertos en la lucha contra el narcotráfico advierten que en una base militar como la de Cáslav, donde se encuentran los aviones caza Jas-39 Gripen, que protegen el espacio aéreo, la aparición de drogas puede representar un grave problema para la seguridad del país.

Las autoridades militares cooperaron todo el tiempo con la policía antidrogas, y, a pesar del escándalo que se venía, respaldaron el operativo, que buscaba desenmascarar a los soldados que poseían y distribuían drogas en la base.