Dos sacerdotes checos asesinados por los comunistas podrían ser beatificados

21-12-2015

El Obispado de Brno acaba de reunir la documentación necesaria para que se inicie el proceso de beatificación de dos sacerdotes checos, asesinados en 1952 por los comunistas en un proceso escenificado. Los documentos serán enviados ahora a Roma.

La catedral de San Pedro y San Pablo, en Brno, foto: Benoît RouzaudLa catedral de San Pedro y San Pablo, en Brno, foto: Benoît Rouzaud En la catedral de San Pedro y San Pablo, en Brno, se celebró el sábado una ceremonia, en la que fueron sellados los documentos a ser enviados a Roma, que testimonian que los sacerdotes Jan Bula y Václav Drbola murieron por su fe. El régimen comunista los incluyó intencionadamente en sus planes de supuesta lucha contra el enemigo interno en los años 50, según destaca el historiador Jan Růžička.

”Es indiscutible que estos dos sacerdotes fueron condenados a la pena capital por el puro hecho de ser religiosos. Si hubieran sido laicos, probablemente habrían sido enviados a prisión, aunque por largos años”.

La Iglesia Católica en Chequia pidió a Roma la beatificación de los padres Bula y Drbola y, según sostuvo monseñor Karel Orlita, reunir los documentos necesarios para ese proceso llevó bastante tiempo.

Karel Orlita (a la derecha), foto: ČTKKarel Orlita (a la derecha), foto: ČTK ”En esta primera fase, que estuvo a cargo de la diócesis de Brno, fue necesario reunir los testimonios de eventuales testigos, buscar datos en los archivos históricos, y aprovechar también otras fuentes que podrían esclarecer los acontecimientos que llevaron a la muerte de los dos sacerdotes. Además de teólogos, trabajaron en este tema varios historiadores y, a pesar de su intensiva labor, tardaron 11 años”.

La documentación contiene más de mil páginas y conseguir algunos datos, especialmente de los antiguos archivos de la Policía Secreta comunista no fue fácil, ya que los expertos comenzaron su labor a mediados de los años 90, cuando esos archivos recién se estaban abriendo a la opinión pública. En el curso de los próximos 30 días la documentación reunida será enviada a Roma, donde será sometida nuevamente a un detallado estudio en el marco del proceso de beatificación de Bula y Drbola.

El padre Jan Bula, foto: Archivo de la parroquia de Rokytnice nad Rokytnou, CC BY 3.0El padre Jan Bula, foto: Archivo de la parroquia de Rokytnice nad Rokytnou, CC BY 3.0 Los padres Jan Bula y Václav Drbola figuraron en un proceso que no llegó a ser esclarecido hasta la actualidad. En julio de 1951 fueron asesinados tres funcionarios comunistas de la alcaldía del pueblo de Babice, en el distrito moravo de Třebíč. La Policía Secreta comunista inculpó del asesinato a un supuesto grupo enemigo del régimen, dirigido desde el exterior.

Sin que existiera prueba alguna, comenzó la persecución, liquidación y desacreditación de muchos habitantes del campo, especialmente de los antiguos terratenientes, así como de representantes de la Iglesia. Algunos fueron condenados a largos años de prisión, otros, entre ellos los sacerdotes Jan Bula y Václav Drbola, a la pena de muerte, siendo ejecutados en 1952.

Václav Drbola, foto: OISV, CC BY-SA 4.0Václav Drbola, foto: OISV, CC BY-SA 4.0 Hasta el presente han sido beatificadas dieciséis personalidades de la historia checa, entre ellas San Cirilo y San Metodio, San Venceslao, Santa Inés de Bohemia y San Juan Nepomuceno.

21-12-2015