Dos europeos puestos en libertad en Siria gracias a Chequia

La diplomacia checa alcanzó un gran éxito al acordar con Siria la puesta en libertad de dos trabajadores humanitarios europeos, encarcelados en ese país por incursión ilegal en territorio sirio.

Christoph Israng y Jan Hamáček, foto: ČTK/Vít ŠimánekChristoph Israng y Jan Hamáček, foto: ČTK/Vít Šimánek Un avión del Gobierno checo aterrizó en horas de la tarde de este jueves en Praga, tras un viaje a Siria. A bordo del avión viajó Jan Hamáček, ministro del Interior checo, encargado también del Ministerio de Relaciones Exteriores, quien trajo desde Damasco a Praga a dos trabajadores de una organización humanitaria alemana.

Miroslav Poche, foto: Filip Jandourek, ČRoMiroslav Poche, foto: Filip Jandourek, ČRo Éstos habían sido acusados en Siria de haber cruzado ilegalmente la frontera de ese país, y enviados a prisión donde permanecieron varios meses. Al llegar a Praga se encargaron de ellos sus respectivas embajadas, según sostuvo Miroslav Poche, secretario político del Ministerio de Relaciones Exteriores checo.

”Se trata de personas que habían trabajado para una organización humanitaria europea en el sudeste de Siria. Tras llegar a Praga fueron entregados a representantes de las Embajadas de sus países en la República Checa”.

La Embajada de Chequia en Siria fue la que asumió las negociaciones con representantes oficiales del país de Oriente Próximo a fin de conseguir la puesta en libertad de los trabajadores humanitarios, apuntó Miroslav Poche.

”Las negociaciones respectivas las llevó la embajadora checa, Eva Filipi, que es la única embajadora de los países de la Unión Europea que se ha quedado en Siria. Considero que ello confirma la fuerte posición que tiene la República Checa en ese país y en el Oriente Próximo en general. Las negociaciones se prolongaron varias semanas y estoy contento de que fueron exitosas”.

La República Checa es el único país de la Unión Europea que, a pesar de la guerra en Siria, mantuvo allí su representación diplomática a nivel de Embajador. Los demás países comunitarios retiraron a sus embajadores tras el estallido del conflicto bélico. Algunos círculos europeos criticaron a Chequia, insistiendo en que Praga legitima al régimen de Bashar al Assad al mantener a su Embajadora en Damasco.

 Jan Hamáček, foto: ČTK/Vít Šimánek Jan Hamáček, foto: ČTK/Vít Šimánek El ministro checo del Interior y de Relaciones Exteriores, Jan Hamáček, recalcó este jueves, que el caso de los trabajadores humanitarios confirma la importancia de la presencia en Siria de una Embajada europea al máximo nivel.

”Éste es justamente el motivo por el que la República Checa mantiene su representación diplomática en Damasco a nivel de Embajador. Éste no ha sido el primer caso en que la diplomacia checa ayudó a ciudadanos de otros países que se habían encontrado en apuros. Siria dio a entender que de su parte se trata de un gesto de buena voluntad. Es un gesto dirigido a la República Checa, porque la parte siria sabe del papel que desempeña nuestra Embajada en ese país. Siria sabe también que Chequia había ayudado y seguirá brindando ayuda humanitaria a ciudadanos sirios afectados por el largo conflicto bélico”.

Praga había informado con antelación a la jefa de la diplomacia comunitaria Federica Mogherini del viaje de Jan Hamáček a Damasco. El ministro checo recalcó en Siria que los países de la Unión Europea adoptan una postura común frente a la solución del conflicto bélico en ese país. La Unión Europea insiste en una solución negociada del conflicto, en el castigo de los crímenes de guerra, la paulatina estabilización de la situación en Siria, y el fortalecimiento de los principios democráticos en el país.