Dos checos fallecieron en tragedia en Polonia

30-01-2006

Dos ciudadanos checos se hallan entre las víctimas mortales de la tragedia ocurrida el sábado en Polonia. El balance del derrumbe del techo de un centro de convenciones en la localidad polaca de Katowice representa por el momento 67 muertos y unos 144 heridos.

Lugar de la tragedia (Foto: CTK)Lugar de la tragedia (Foto: CTK) El peso de la nieve y el hielo causó, según expertos, el hundimiento del techo del centro de convenciones, donde se efectuaba el sábado una exposición de palomas mensajeras con criadores de Polonia, Bélgica, Alemania, Países Bajos, Hungría, Ucrania y la República Checa. En el momento de la tragedia se encontraban en el lugar centenares de personas.

Entre las víctimas mortales fueron identificados dos ciudadanos checos. Uno permanece desaparecido. Las autoridades checas no excluyen la posibilidad de que el número de víctimas pueda aumentar, puesto que se desconoce el número preciso de ciudadanos checos que acudieron a la exposición.

Otros checos sufrieron heridas leves, como fue el caso de Lubomír Hapl, de la región de Koprivnice.

"En el momento de la catástrofe me encontraba a unos treinta metros de la salida central. Busqué una salida de escape, pero ésta se encontraba cerrada. La gente trataba de romperla. En ese momento sentí un golpe en la cabeza. Me caí, pero logré levantarme y huir. Se veía sangre por todas partes y se escuchaban gritos desesperados de la gente que intentaba salvarse."

Lugar de la tragedia (Foto: CTK)Lugar de la tragedia (Foto: CTK) Al lugar acudieron socorristas con perros, policías y médicos. Soldados y mineros con técnica pesada intentaban introducirse entre las ruinas en búsqueda de sobrevivientes. Todos luchaban contra el tiempo y las desfavorables condiciones climatológicas. El sábado, los termómetros marcaban en Katowice los 17 grados bajo cero.

El domingo iniciaron los trabajos de la limpieza. Según expertos, resulta imposible que alguien haya podido sobrevivir bajo las ruinas y un frío tan extremo. Una comisión de especialistas polacos ha iniciado la investigación de la tragedia. Se considera que el hundimiento fue causado por el peso de la gruesa capa de nieve acumulada en el techo.

Debido a la tragedia, el presidente polaco, Lech Kaczynski, canceló su visita oficial de este lunes a la República Checa. El presidente checo, Václav Klaus, así como otros mandatarios europeos enviaron condolencias al presidente y al pueblo polaco por la tragedia.

30-01-2006