Documentos de un desertor de la KGB aportan más detalles sobre la Primavera de Praga

08-07-2014

Quedan a disposición del público por primera vez los resultados de una de las mayores filtraciones de la historia, los documentos recogidos por un desertor de la KGB Vasili Mitrokhin, que podrían arrojar más luz sobre uno de los capítulos más duros de la historia de Checoslovaquia, la Primavera de Praga.

Foto: ČTKFoto: ČTK Un total de 19 cajas con notas del agente de la KGB Mitrokhin constituyen la información que fue entregada a las autoridades del Reino Unido en 1992 y que ahora se almacenan a disposición del público en el Archivo Central en la Universidad de Cambridge (Reino Unido).

Los documentos que el desertor de la KGB guardó representan una valiosa fuente de información ya que incluyen detalles sobre el Servicio de Inteligencia soviético en 1968, durante la Guerra Fría, cuando tuvo lugar el periodo de liberalización política de Checoslovaquia, más conocido como la Primavera de Praga. El proceso se prolongó unos meses hasta que el país fue invadido por la URSS y sus aliados del Pacto de Varsovia, quienes pusieron fin a la intentona democrática.

El portavoz del Centro de Documentación de Checoslovaquia, Vilém Prečan, asegura que tener la oportunidad de estudiar estos documentos es una gran noticia. Así lo argumenta.

“Tal vez, gracias a esta información, terminemos averiguando más detalles sobre la red que la KGB tejía sobre Checoslovaquia en 1968. Sobre sus agentes, así como el grado de infiltración que tenía en la sociedad checa y eslovaca”.

Según Prečan, con estos nuevos datos sobre la KGB se puede indagar más sobre la Primavera de Praga, de la que hoy en día se tiene un conocimiento incompleto.

Vilém Prečan, foto: Šárka ŠevčíkováVilém Prečan, foto: Šárka Ševčíková “Hasta el momento, solo hemos conocido la historia de la Primavera de Praga a través de los registros del Partido Comunista. Este importante estudio lo llevó a cabo el profesor Stefan Karner del Instituto Ludwig Boltzmann en Graz, Austria. El estudio se realizó en 2008 y fue un proyecto conjunto entre instituciones e historiadores rusos y checos. Pero no teníamos nada sobre la KGB".

A pesar de ser un tema estudiado durante más de cincuenta años, los sucesos que acaecieron durante la Primavera de Praga tienen ciertas lagunas. En este sentido, en cuanto al contexto internacional, solo se ha investigado la influencia de Moscú en el conflicto, dejando a un lado a Occidente, opina Prečan.

“Creo que todavía tenemos que aprender acerca de las expectativas y estimaciones que hacían en Londres, en Francia, en Bonn (Alemania) y en Estados Unidos. Parece que la historiografía checa detuvo la investigación de este gran tema de nuestra historia contemporánea".

Que no se siguiera investigando es, según dice, culpa de la falta de medios e historiadores.

“Nosotros simplemente no tenemos suficientes dolares para comprar estos documentos. Hubo algunos historiadores por ahí, o tal vez la CIA, que eran lo suficientemente ricos como para comprar todo. Ya que, hasta los registros más secretos, han estado disponibles para la élite más pudiente de la sociedad”.

Foto: ČTKFoto: ČTK Los documentos del Servicio de Inteligencia soviético nunca han estado disponibles para los historiadores checos anteriormente, alega Prečan.

Ni siquiera en la época de Boris Yeltsin, primer presidente de la Federación de Rusia, cuando se liberó información relacionada con la KGB, antes de que se restringiera de nuevo con la llegada de Putin al poder.

08-07-2014