Disminuye el número de habitantes de la República Checa

04-07-2001

Si desea escuchar la versión original, haga click aquí.

El último censo de población en la República Checa se realizó en marzo del presente año, dándose a conocer ayer sus resultados preliminares. Estos senalan la disminución del número de habitantes del país en los últimos diez años. Y ello a pesar de que en el censo de este año se incluyera también a los extranjeros con residencia permanente en la República Checa. Del total de más de 10 millones de habitantes, 104 884 son extranjeros con residencia permanente. La capital, Praga, tiene 1 178 576 habitantes.

Marie Bohatá, presidenta de la Oficina Checa de Estadísticas, llamó en particular la atención sobre el siguiente dato proporcionado por el censo: en el curso de los últimos diez años fue disminuyendo el número de menores de 14 años. Los ninos constituyen sólo el 16,5 por ciento de la población total de Chequia.

La mayor sorpresa del último censo de población en la República Checa - destacó Marie Bohatá de la Oficina Checa de Estadísticas - es el marcado incremento del número de ciudadanos que se declaran ateos. Los resultados preliminares demuestran que actualmente se consideran ateos más del 58 por ciento de la población adulta del país, mientras que hace diez años declaró no tener creencia religiosa el 39,9 por ciento de la población. La mayor reducción de creyentes se registra en la Iglesia Católica Romana.

El sociólogo checo, Jaroslav Volek, considera que la causa de esta reducción radica en que la Iglesia Católica en la República Checa no lograra superar ciertos estereotipos en sus actividades. Los dignatarios que forman el núcleo de la misma son demasiado conservadores, sostiene el sociólogo Volek, anadiendo que ese será también el motivo del porqué la Iglesia Católica en la República Checa no logra atraer a la juventud.

04-07-2001