Disidentes cubanos desmienten acusaciones contra checos encarcelados en Cuba

19-01-2001

Aumenta la tensión entre Praga y la Habana. La policía política cubana sigue buscando pruebas contra el diputado checo, Ivan Pilip y el antiguo líder estudiantil Jan Bubenik, detenidos el 12 de enero por supuestas actividades contra el régimen de Fidel Castro. Radio Praga obtuvo la declaración que hicieron este jueves en la provincia cubana de Ciego de Ávila, Roberto Valdivia y Antonio Femenías, los ciudadanos cubanos con los que se entrevistaron Pilip y Bubenik.

El ministro de RR.EE. checo, Jan Kavan, anunció el jueves que Praga pidió ayuda a los países de la Unión Europea para que intervengan en la pronta liberación de los ciudadanos checos encarcelados en Cuba.

La postura de la Unión Europea fue adelantada por el embajador de esa organización en Praga, el español Ramiro Cibrián.

El ministro Jan Kavan subrayó que esperaba un apoyo especial de España, ya que se trata de un país que tiene relaciones tradicionales con la Habana; al tiempo que informó que había dirigido cartas personales al presidente de Chile, Ricardo Lagos y al ministro de RR.EE. de México, Jorge Castaneda.

El arresto del diputado checo Ivan Pilip y de su compatriota Jan Bubenik ha provocado reacciones en los principales círculos políticos a ambos lados del Atlántico. Por ejemplo el congresista norteamericano Lincoln Díaz Balart condenó "el ilegal arresto de los dos distinguidos ciudadanos checos" por parte de la "dictadura totalitaria cubana", mientras que la presidenta del Parlamento Europeo, Nicole Fontaine, envió un telegrama al mandatario cubano, Fidel Castro, exigiendo la liberación inmediata de los ciudadanos checos.

19-01-2001