Discapacitados protestan contra cambios en las ayudas sociales

22-03-2011

Miles de checos con discapacidad expresaron su rechazo a los preparados cambios en el sistema de ayudas sociales a los minusválidos, en una manifestación efectuada este martes en Praga y Brno. No obstante, el Gobierno está decidido a iniciar la reforma de las prestaciones a los discapacitados este año.

Foto: ČTKFoto: ČTK El Consejo Nacional de Personas Discapacitadas afirma que los recortes sociales del Gobierno son injustos, puesto que afectan mayormente a las personas de más bajos recursos como los minusválidos, los jubilados, y las familias con hijos. En una manifestación celebrada este martes frente al Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales en Praga, y también en Brno, centenares de minusválidos protestaron ante los inminentes cambios en las ayudas sociales. Según destacó Václav Krása, jefe del Consejo Nacional de Personas Discapacitadas, la reforma afectará económicamente a muchos minusválidos.

Václav Krása, foto: ČTKVáclav Krása, foto: ČTK ”El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales quiere reducir el número de grados de minusvalía. Esto podría privar de las prestaciones sociales a unas 40.000 personas que tienen un grado inferior, y reducir las contribuciones a los demás discapacitados. Pero nadie se pregunta cómo vivirán los minusválidos sin las ayudas sociales, en vista de que en el mercado de trabajo tienen mínimas posibilidades”.

Las prestaciones sociales a los minusválidos son asignadas por el Estado dependiendo del grado de minusvalía. Actualmente existen cuatro grados, y el último es concedido en casos excepcionales, cuando se trata de personas con incapacidad mental y física acompañada de inmovilidad total. El tercero se asigna a discapacitados que requieren un cuidado especial permanente por parte de sus familiares o terceras personas.

Jaromír DrábekJaromír Drábek El Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jaromír Drábek, insiste que la reforma de las prestaciones sociales quiere simplificar el sistema y ayudar en mayor medida a los más afectados.

“La Unión Nacional de Discapacitados rechaza cualquier cambio en el sistema. El Gobierno no quiere dañar a los minusválidos, según se nos acusa, sino simplificar el sistema de las prestaciones. Consideramos importante que se ayude especialmente a las personas que más lo necesitan. La Unión de Discapacitados y algunos medios de información desinforman a los ciudadanos cuando dicen que queremos privar a los minusválidos de las ayudas”.

Foto: ČTKFoto: ČTK Sin embargo, las personas con discapacidad insisten que a raíz de la reforma de las prestaciones sociales cambiarán los criterios para la estipulación del grado de minusvalía y la forma de pago de las prestaciones para la asistencia necesaria. Hasta el presente, los minusválidos recibían los subsidios en forma directa, lo que les permitía pagar por los servicios indispensables. En el futuro los minusválidos no obtendrían el dinero en efectivo y los servicios requeridos por ellos serían retribuidos por los departamentos sociales de las alcaldías. Los discapacitados checos temen que pronto podrían ser privados de cualquier ayuda social y enfrentar serios problemas económicos. Frente a tal peligro salieron este martes a las calles de Praga y Brno para manifestar su descontento.

22-03-2011