Directora delegada de Televisión Checa no asiste a reunión programada con huelguistas

22-01-2001

Cuando ya se vislumbraba una solución definitiva a la actual crisis de la televisión pública, a última hora se cancela encuentro entre las dos partes en conflicto.

Argumentando su rechazo a las medidas de presión que sostienen actualmente los trabajadores en huelga de la Televisión Checa, la directora delegada del ente público Vera Valterová se negó a asistir a un encuentro con sus empleados programado para hoy.

En una carta abierta Valterová rechazó de esta forma participar en este evento donde los trabajadores de la Televisión Checa presentarían una nueva propuesta para poner definitivamente un término a la crisis que se extiende ya por un mes.

El encuentro estaba organizado bajo el auspicio de la Unión de Confederaciones Checomorava, cuyo presidente Richard Falbr recibió la misiva media hora antes del comienzo de la reunión. Ante este hecho, el abogado de los huelguistas Petr Cunderlik señaló: "Supongo que la postura de hoy de Valterová nuevamente evidencia el grado de inestabilidad de su dirección".

La contrapropuesta, que querian presentar los sindicalistas, según hicieron referencia en su informativo dominical, es que los empleados de la televisión pública checa solicitan la salida "de todas las personas que se comprometieron con el ex director Jiri Hodac".

Richard Falbr criticó la decisión de Valterová de no asistir "porque el mayor problema es, que la señora directora puede solucionar varios de los puntos en disputa. En un programa de televisión local vi a la señora Bobosiková, y por sus dichos conclui que es probablemente ella quien tiene la palabra. Eso no est  bien si se quiere llegar pronto a una solución del conflicto". El ejecutivo de la Unión de Confederaciones Checomorava aclaró asimismo que después del último encuentro entre Valterová y los huelguistas el jueves pasado, las exigencias del consejo de huelguistas se reducia ahora a dos puntos: la salida del director de finanzas Jindrich Beznoska y de la jefa de noticias Jana Bobosiková.

22-01-2001