Director del zoo de Praga se va a la Casa Nacional Checa en Nueva York

20-08-2009

Petr Fejk cambia de trabajo. Durante doce años encabezó el Jardín Zoológico de Troja, en la capital checa, convirtiéndolo en el segundo lugar turístico más visitado del país, tras el Castillo de Praga. A partir de noviembre, Petr Fejk dirigirá la Casa Nacional Checa en Nueva York.

Petr Fejk, foto: ČTKPetr Fejk, foto: ČTK Desde hace varios meses Petr Fejk ha reflexionado sobre un cambio para no dormirse en los laureles. Bajo su dirección, el número de visitantes del Jardín Zoológico de Praga se triplicó subiendo a los 1,3 millones al año. Los ingresos anuales del zoo aumentaron diez veces alcanzando cerca de los 8 millones de euros. Eliminó rejas, construyó nuevos pabellones, resucitó el zoológico tras las devastadoras inundaciones de 2002.

A contar del 1 de noviembre Petr Fejk ocupará el cargo de director de la Casa Nacional Checa en Nueva York. “Es un gran reto personal”, asegura.

“Dirigí el jardín zoológico como una institución cultural y científica de protección de la naturaleza. No creo que un zoo sólo críe animales. Estoy convencido de que su misión es cultivar al hombre sin diferencia de edad, opinión, propiedad. De la misma manera procederé al representar la República Checa en el exterior”.

Petr Fejk, que dentro de poco cumplirá 45 años, es profesor de literatura e historia. Demostró sus dotes de administrador como propietario de un club de rock de Praga.

La Casa Nacional ChecaLa Casa Nacional Checa La Casa Nacional Checa, que dirigirá próximamente, está ubicada en un edificio modernista en Manhattan. Fue reabierta el año pasado tras una amplia reconstrucción, que costó al Estado checo casi 29 millones de euros. La tarea de Petr Fejk será “devolver” esta inversión y hacer visible la República Checa en el ambiente competitivo de Nueva York.

“Creo que debería tratarse de una presentación universal de la cultura checa, no solamente de la cultura alternativa o de la escena pop. Debería dar espacio tanto a artistas renombrados, como a estudiantes. Debería ser un ambiente de confrontación, de lo que es bueno y conocido en EE.UU. con lo que es bueno y conocido en la República Checa”.

Sin ocultar su lado de mánager, Petr Fejk adelanta que dará preferencia a los que sean capaces de contribuir económicamente a su exhibición en Nueva York. El nuevo director cuenta con la ayuda de patrocinadores y compatriotas checos, con los que quiere colaborar estrechamente.

Las asociaciones de paisanos residen en la Casa Nacional Checa. El edificio alberga además el consulado general y la representación permanente de la República Checa en la ONU.

20-08-2009