Diputados checos quieren reunirse con disidentes cubanos

02-03-2001

Los diputados checos que participarán en la sesión de la Unión Interparlamentaria que tendrá lugar en abril próximo en La Habana, quieren aprovechar la ocasión para reunirse con disidentes cubanos.

Según ha declarado Milan Ekert, legislador socialdemócrata que encabezará la delegación de la República Checa, los diputados checos tienen la intención de reunirse con disidentes cubanos, y no temen que por ello los órganos cubanos los encarcelen tal como ocurrió con los ciudadanos checos Ivan Pilip y Jan Bubeník, quienes a principios de este año pasaron tres semanas en prisión en la Isla por haber contactado con miembros de la oposición cubana.

El diputado Ekert recalcó que el secretario general de la Unión Interparlamentaria, Anders Johnsson, había afirmado durante las negociaciones del grupo regional europeo efectuadas en febrero pasado en Berlín, que la seguridad de todos los delegados a la conferencia de La Habana estaba garantizada.

La delegación checa está integrada por diputados de la gubernamental Socialdemocracia, del Partido Cívico Democrático, del democristiano Partido Popular y de la Unión de la Libertad. El hecho de que en la misma no figure ningún miembro del grupo parlamentario del Partido Comunista de Bohemia y Moravia no es aceptado por su presidente Vojtech Filip, por considerarlo una discriminación.