Diplomáticos y activistas pro DD.HH. debaten en Praga sobre Cuba

26-04-2006

Diplomáticos y representantes de ONGs europeas se dieron cita este miércoles en Praga para debatir sobre la situación política en Cuba. La reunión fue convocada por el Comité Internacional por la Democracia en Cuba y cuenta con el respaldo de la cancillería checa.

Representantes de Organizaciones No Gubernamentales europeas que trabajan en proyectos por la democratización en Cuba y altos funcionarios de varias cancillerías de países miembros de la Unión Europea asistieron este miércoles en Praga a una reunión convocada por el Comité Internacional para la Democracia en Cuba y el Ministerio de RR.EE. checo.

Según explicara Kristina Prunerova, de la Organización humanitaria checa Hombre en Emergencia, en la reunión de Praga se tratará de aprobar recomendaciones para que los países comunitarios coordinen posturas de cara a la próxima sesión de la Unión Europea en la que se estudiará la postura de dicha organización para con el régimen cubano.

La reunión de un día se celebró en las instalaciones de la cancillería checa y de acuerdo con informaciones del Comité Internacional por la Democracia en Cuba participaron funcionarios de los ministerios de relaciones exteriores de España, Polonia, Eslovaquia, Holanda y lógicamente también los anfitriones checos. Además de ONG de los países mencionados se sumaron a ellos activistas por derechos humanos de Suecia, Alemania, Hungría y Serbia.

La República Checa mantiene una postura firme de denuncia de la violación de los derechos humanos en Cuba e insiste en la necesidad de que la Unión Europea aplique contra el régimen cubano una política fuerte y consecuente. Las ONG se suman a las cancillerías europeas y exigen la liberación de los presos políticos, al tiempo que piden a la Unión Europea que coordine su política contra el régimen de Fidel Castro.

Las relaciones entre Praga y La Habana se mantienen en el nivel más bajo. Las autoridades cubanas expulsaron recientemente a un diplomático checo al que acusaron de espiar para EE.UU. y como medida de respuesta fue expulsado de la capital checa el primer secretario de la misión diplomática cubana.

26-04-2006