Dimite por sorpresa el director general de ČEZ

15-09-2011

Martin Roman, anunció su dimisión inmediata al frente del gigante de la energía ČEZ, una de las mayores compañías de toda Europa Central. Las especulaciones sobre qué ha motivado tan repentino cese no se han hecho esperar.

Martin Roman, foto: ČTKMartin Roman, foto: ČTK Tras siete años dirigiendo la mayor empresa publica de toda Europa Central, Martin Roman deja este miércoles el cargo. Su lugar será ocupado por el actual director ejecutivo de ČEZ, Daniel Beneš, y Roman pasará a dirigir el órgano de control del grupo.

La noticia del cese de uno de los directivos más influyentes del país sorprendió incluso a algunas personas del entorno del primer ministro, Petr Nečas, que aseguraron no saber nada al ser preguntados por los medios.

La escueta información aportada por el portavoz del Gobierno, Jan Osúch, no hacía sino abrir toda una serie de interrogantes.

“Por ahora solo podemos confirmar que Martin Roman presentó su dimisión como director general de ČEZ a petición propia”.

Un comunicado publicado por el propio Roman insistía asimismo en que el cese era voluntario: “Hace unos meses informé al primer ministro de mi intención de dimitir. El presidente del Gobierno me pidió si podría aprovechar todos mis años de experiencia como nuevo presidente del órgano de control, y he aceptado su propuesta”, dice el comunicado.

Sin embargo, según el diario Lidové Noviny, una fuente cercana al primer ministro explica que la decisión fue del propio Nečas, para que el nuevo director se centre por completo en la ampliación de la central nuclear de Temelín.

La confusión tras conocerse la noticia era patente en muchas personas de la oficina de Petr Nečas habitualmente bien informadas. De igual manera el presidente de uno de los tres partidos gubernamentales, Asuntos Públicos, Radek John, lamentó no haber sido informado y aseguró que pediría explicaciones.

Según la prensa de este jueves, el Gobierno se encuentra decidiendo estos días sobre varios asuntos claves para algunas otras empresas importantes del país, como son Škoda Holding o el grupo financiero J&T. Se especula con que el cese de Roman haya tenido que ver con todo ello, ya que de una u otra forma se le relaciona con estas compañías. En un rompecabezas político-empresarial de naturaleza bastante opaca, algunos analistas señalan también la coincidencia de fechas con otros eventos. Por ejemplo la publicación de las ofertas para la gran licitación sobre el tratamiento de daños ecológicos o el anuncio de la nueva tarifación de permisos de emisiones contaminantes.

Daniel Beneš, foto: ČTKDaniel Beneš, foto: ČTK Martin Roman sin embargo ha vuelto a salir del paso de estas cábalas, rechazando, por ejemplo, cualquier relación en la actualidad con el grupo Škoda Holding, empresa que dirigió antes de acceder a la cúpula de ČEZ.

El grupo ČEZ es una de las mayores compañías energéticas de Europa Central y Oriental, con amplia presencia también en países de los Balcanes. Una expansión que se ha producido en gran parte durante los años de Martin Roman en la dirección.

15-09-2011