Dimite el ministro checo de Transportes acosado por las críticas

El ministro de Transportes de la República Checa, Antonín Prachář, presentó su dimisión este martes, de acuerdo por sus palabras, para evitar ser el blanco de las críticas de la oposición y los medios de comunicación. Será sustituido por Dan Ťok, actualmente director general de la empresa constructora Skanska.

Antonín Prachař, foto: ČTKAntonín Prachař, foto: ČTK Desde 2010 se han turnado al frente del Ministerio de Transportes seis ministros, un relevo inusualmente rápido que no ha hecho más que agravar los problemas de una cartera inestable y con muchos frentes abiertos. Antonín Prachář, nombrado ministro a propuesta del movimiento ANO, ha reconocido su incapacidad para poner orden y este martes puso su cargo a disposición del partido.

En rueda de prensa declaró marcharse para evitar críticas y valoró su actuación a cargo del Ministerio.

“No quiero convertirme en el próximo blanco de la oposición y los medios de comunicación. Ayer por la noche informé a la presidencia del movimiento ANO de que estaba considerando mi dimisión, y al final la hice efectiva esta mañana. Estoy satisfecho con mi actuación en la cartera y creo que con el tiempo la sociedad la valorará”.

Dan Ťok, foto: ČTKDan Ťok, foto: ČTK Prachař realizó avances durante su gestión, como la mejora en el sistema de compra de terrenos para la construcción de infraestructuras de transporte, pero falló sobre todo a la hora de formar una plantilla estable. El concurso público para el nuevo director de la Dirección General de Carreteras y Autopistas fracasó y el ministro no consiguió encontrar ningún candidato apropiado que aceptara la oferta, lo que llevó a que desde comienzos de año se turnaran cuatro directores. Un conflicto parecido se dio en la Inspección de Carreteras, cuando Prachař decidió despedir al actual director, Roman Šiguta, a pesar de la opinión contraria de los sindicatos.

Al mismo tiempo, al ex ministro se le critica por no haber resuelto o acelerado las diversas obras que en Chequia permanecen inacabas por problemas técnicos o legales, como diversos tramos de la autopista D3, o la problemática D8. Los partidos de oposición señalan también que desde la llegada de Prachař la política de licitaciones del ministerio es menos transparente y los encargos acaban en empresas de propiedad dudosa.

La autopista D8, foto: archivo de Radio PragaLa autopista D8, foto: archivo de Radio Praga De hecho, y aunque la dimisión del ministro se ha presentado como voluntaria, pocos representantes políticos lo creen y señalan que el partido ANO, ya tenía preparado desde hacía tiempo a su sustituto, Dan Ťok, como prueba el hecho de que su nombre haya sido presentado inmediatamente. Así describía el candidato a ministro sus objetivos al frente de la cartera de Transportes.

“Hay tres temas que hay que solucionar. El primero es la situación en la Dirección General de Carreteras y Autopistas, así como las obras que están en curso, el segundo es solucionar la licitación para el peaje de las autopistas, y el tercero la estabilización en general del Ministerio”.

Ťok, con amplia experiencia en el mundo empresarial, fue uno de los fundadores de la Plataforma por unos Concursos Públicos Transparentes, y desde hace siete años trabaja en una de las mayores empresas constructoras de la República Checa, Skanska, de la que fue director general hasta este martes, cuando dimitió para evitar que se le acusara de conflicto de intereses a la hora de hacerse cargo del Ministerio.