Diez años más para la central nuclear de Dukovany

La vida útil de la central electronuclear de Dukovany, situada en el sureste de la República Checa, podría ser prolongada 10 años. Así lo propone el jefe del Gobierno, Andrej Babiš.

Dukovany, foto: Zruda, CC BY-NC-SA 2.0Dukovany, foto: Zruda, CC BY-NC-SA 2.0

Andrej Babiš, foto: Filip Jandourek, ČRoAndrej Babiš, foto: Filip Jandourek, ČRo La central nuclear de Dukovany podría producir electricidad hasta el año 2045, mientras que los planes originales suponían que su vida útil se acabaría en 2035. Sin embargo, el primer ministro, Andrej Babiš, considera que en vez de construir nuevos bloques nucleares, mucho más rentable sería proceder a determinadas remodelaciones para prolongar el funcionamiento de la planta.

“Los gastos en caso de procederse a la reconstrucción de la central serían de unos 770 millones de euros, mientras que un nuevo bloque nuclear costaría unos 8000 millones de euros. En vista de ello considero necesario tomar en cuenta todas las alternativas”.

El Gobierno checo lleva a cabo deliberaciones sobre el tema con el gigante energético nacional, la compañía ČEZ, que no descarta esa eventualidad. La presidenta del Instituto Nacional para la Seguridad Nuclear, Dana Drábová, respalda el proyecto gubernamental de prolongar la vida útil de Dukovany a la vez que insiste en la necesidad de decidir con tiempo sobre el futuro más lejano de la central.

Dana Drábová, foto: Filip Jandourek, ČRoDana Drábová, foto: Filip Jandourek, ČRo ”Confiar en que con la remodelación aseguraremos otros 10 años de vida para la central de Dukovany significa solamente postergar la solución del problema. Naturalmente podemos tener la esperanza, y yo sería muy feliz si eso resultara, de que hasta esa fecha el sector energético avanzará de tal manera, de que no hará falta construir un nuevo bloque nuclear. Pero eso nadie lo sabe”.

El primer bloque de la central nuclear de Dukovany está en funcionamiento desde el año 1985 y el último, el cuarto, desde 1987. A la postergación de la construcción de un nuevo reactor nuclear en Dukovany, situada en el sur de Moravia, se opone el presidente de la República, Miloš Zeman, quien recalcó la importancia de tener una idea clara de las necesidad energéticas que puedan surgir en el futuro.

Miloš Zeman, foto: Archivo de ČRoMiloš Zeman, foto: Archivo de ČRo El portavoz presidencial, Jiří Ovčáček, sostuvo que en la reciente reunión de expertos del sector energético nadie habló de la eventualidad de prolongar la vida útil de esa planta nuclear.

“En ese encuentro se dijo claramente que antes de finales de este año iba a ser adoptada la decisión definitiva sobre la construcción de nuevos bloques nucleares en Dukovany. Y ahora de pronto se cambia de opinión. Nos interesaría saber el motivo de ese cambio”.

El tema es debatido igualmente por expertos del Parlamento quienes coinciden en la necesidad de elaborar un nuevo y detallado plan a largo plazo del desarrollo de la energía nuclear. Consideran irresponsable aplazar en varios años la decisión sobre esta problemática y los recursos que serán necesarios en caso de la eventual edificación de nuevos reactores nucleares. Más cuando el Gobierno de la República Checa cuenta con el incremento de la contribución de la energía nuclear en la producción de electricidad.