Detienen en Ucrania a corresponsales de la Radiodifusión Checa

15-09-2014

En el este de Ucrania continúan los enfrentamientos armados entre los separatistas pro rusos y el Ejército ucraniano, a pesar del alto el fuego acordado en Minsk entre las autoridades de Kiev y representantes de Donetsk y Lugansk. Los separatistas detuvieron por varias horas en Donetsk el domingo a dos corresponsales especiales de la Radiodifusión Checa.

Martin Dorazín (a la izquierda) y Vít Pohanka, foto: archivo de la Radiodifusión ChecaMartin Dorazín (a la izquierda) y Vít Pohanka, foto: archivo de la Radiodifusión Checa Los corresponsales especiales de la Radiodifusión Checa, Martin Dorazín y Vít Pohanka, que siguen en Ucrania la situación, fueron detenidos en Donetsk al desplazarse por la ciudad. Actualmente ya se encuentran en libertad pero, según afirma en una llamada telefónica desde Ucrania Vít Pohanka, esa experiencia fue muy desagradable.

“Junto con Martin Dorazín fuimos a recorrer la ciudad para yo orientarme mejor en ella y cruzamos un puente en dirección al aeropuerto de Donetsk, donde en las últimas horas hubieron enfrentamientos armados entre los separatistas y las tropas de Kiev. Hicimos una entrevista con un grupo de rebeldes y al regresar al centro, fuimos detenidos por un rebelde armado, al que no le gustó que llevábamos grabadoras. No quiero dramatizar la situación, pero lo cierto es que estuvimos detenidos varias horas”.

Según Pohanka, lo peor de la situación fue que durante varias horas no se enteraron de lo que los rebeldes tenían pensado hacer con ellos y no les dejaron comunicarse con nadie.

Donetsk, Ucrania, en la actualidad (Foto: ČTK)Donetsk, Ucrania, en la actualidad (Foto: ČTK)”Primero nos llevaron a uno de sus puestos, allí los rebeldes con armas en las manos nos trataron bastante mal, nos quitaron todo lo que llevábamos en los bolsillos como documentos, grabadoras, celulares y tarjetas de crédito. Allí estuvimos unas tres horas y después nos trasladaron a su base en Donetsk donde mantienen capturados a soldados del Ejército regular de Kiev. A nosotros nos situaron en una celda aparte y al cabo de unas siete horas, durante las que seguíamos preguntando qué iban a hacer con nosotros, finalmente nos pusieron en libertad”.

No obstante, sin tener buenos contactos entre los separatistas pro rusos, los corresponsales checos se encontrarían a lo mejor todavía en manos de los rebeldes, según confirma Vít Pohanka.

Donetsk, Ucrania, en la actualidad (Foto: ČTK)Donetsk, Ucrania, en la actualidad (Foto: ČTK) ”Lo cierto es que nos liberaron especialmente gracias a que mi colega Martin Dorazín tiene aquí en el este de Ucrania muy buenos contactos. Todo dependía de si los hombres que nos tenían detenidos nos dejaban llamar por teléfono. Cuando después de unas siete horas nos lo permitieron, Martin se comunicó con uno de los jefes de los rebeldes en Donetsk a quien conocía de antes. Este envió por nosotros un automóvil, después de lo que los rebeldes que nos detuvieron nos devolvieron los documentos y todo lo demás y se disculparon por lo sucedido”.

Los periodistas checos están ya sanos y salvos, pero la situación en el este de Ucrania sigue tensa. Las dos partes en conflicto se acusan mutuamente de violar el alto el fuego, indica Vít Pohanka. A pesar de los enfrentamientos, las autoridades de Kiev y representantes de los separatistas pro rusos insisten en que se trata de luchas locales y tratan de que se mantenga el equilibrio y se respete la tregua, acordada en Minsk.

15-09-2014