Detienen en Chequia ciudadano turco sospechoso de terrorismo

26-11-2015

La Policía checa ha detenido en la ciudad de Hradec Králové a un ciudadano turco de unos 30 años buscado por la Interpol. El detenido es sospechoso de pertenecer al Partido de los Trabajadores del Kurdistán, considerado por la Unión Europea y la OTAN como una organización terrorista.

Foto: ČTKFoto: ČTK El mayor grado de alerta en el que se encuentran las fuerzas de seguridad de la República Checa desde los atentados de París empieza a dar sus frutos. Este miércoles fue detenido cerca de la ciudad de Hradec Králové un ciudadano turco en un control aleatorio de automóviles con matrículas extranjeras.

Los agentes comprobaron que el conductor se encontraba en busca y captura por la Interpol a petición de Turquía, acusado de colaboración con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), considerado organización terrorista por la OTAN y la Unión Europea.

Ahora las autoridades checas esperan a que Ankara demuestre sus acusaciones para llevar a cabo la extradición, explica el ministro checo del Interior, Milan Chovanec.

Milan Chovanec, foto: archivo de Milan ChovanecMilan Chovanec, foto: archivo de Milan Chovanec “La Policía checa y los servicios secretos siguen y vigilan a las personas sospechosas que atraviesan el territorio nacional. En algunos casos se limitan a dar información a los cuerpos policiales de los países socios. En esta ocasión la Interpol nos había enviado una orden de detención, que ha sido realizada. Ahora se decidirá si se inicia el proceso de entrega a la parte interesada. El país que lo puso en la lista, es decir, Turquía, tiene que presentar pruebas que demuestren que esta persona tiene lazos con una organización terrorista y no se trata de solo un oponente político”.

El detenido, de unos treinta años, no presentó resistencia y de momento se encuentra en un centro de detención. A la Unión Europea llegó tras solicitar asilo en Italia. La Policía trata de averiguar ahora qué hacía en la República Checa. De acuerdo con la Fiscalía, probablemente se trata de un pez pequeño, perseguido en su país por difundir panfletos propagandísticos del PKK.

Foto: ČTKFoto: ČTK El incremento excepcional de las medidas de seguridad puesto en marcha por el Gobierno checo se extenderá durante las Navidades y como mínimo hasta Año Nuevo. Este sábado el Gobierno celebrará una reunión especial para juzgar la situación de seguridad del país y de la Unión Europea en general.

El encuentro antecederá a la reunión extraordinaria del Consejo de Europa de este domingo, en la que participará el primer ministro checo, Bohuslav Sobotka. Los mandatarios europeos tratarán la amenaza del Estado Islámico, que recientemente ha hecho público un vídeo propagandístico en el que se muestra la lista de los 60 países que consideran como sus principales enemigos. Entre ellos se halla la República Checa.

Terroristas o aliados contra el Estado Islámico

El Partido de los Trabajadores del Kurdistán, activo desde 1984, fue fundado como organización terrorista de orientación comunista con el objetivo de conseguir la independencia de la parte de Turquía habitada por kurdos. Con el tiempo ha ido moderando sus posicionamientos y de hecho en 2013 se llegó a una tregua con el Gobierno de Ankara. Esta fue rota por Turquía este verano con el bombardeo de campamentos del PKK en el Kurdistán iraquí.

Los kurdos se han revelado como los principales enemigos del Estado Islámico y en ese sentido se han convertido en aliados de Occidente. Sin embargo Turquía, miembro de la OTAN, no está dispuesta a permitir el surgimiento de un estado kurdo independiente, situación que añade complejidad al conflicto.

26-11-2015