Detienen al presunto envenenador de su mujer y su hija en Egipto

20-02-2014

Petr Kramný, el esposo de la mujer que murió envenenada junto a su hija de siete años el verano pasado en Egipto, ha sido detenido por la Policía checa acusado de asesinato. De momento no se han hecho públicos los móviles del crimen ni las pruebas que han permitido el arresto.

Petr Kramný (en el centro), foto: ČTKPetr Kramný (en el centro), foto: ČTK Se trató de unas muertes que sacudieron a la sociedad checa. En junio de 2013 una mujer checa y su hija de siete años murieron sin signos de violencia en su habitación de hotel mientras disfrutaban de unas vacaciones en Hurgada, Egipto. El padre de familia, Petr Kramný, que fue quien halló los cuerpos, se encontraba en estado de shock.

Al principio se habló de una intoxicación alimentaria, pero el resto de huéspedes del hotel no sufrió ningún percance con la comida, y la autopsia, realizada en el hospital de Hurgada, demostró que las víctimas tenían el estómago destrozado por una sustancia tóxica sin identificar.

Petr Kramný se convirtió en el principal sospechoso del presunto asesinato, y durante meses tuvo que permanecer en Egipto. Ahora, tras una larga investigación ha sido formalmente inculpado del crimen y detenido por la Policía checa, según declaró el director de la Policía de Moravia-Silesia, Tomáš Kužel.

“Desde finales de junio ha tenido lugar una investigación paralela a la que se realizó en Egipto. A partir de los indicios que hemos reunido hemos llegado a la conclusión de que es necesario comunicar formalmente al sospechoso su carácter de acusado”, declaró.

La Policía teme de hecho que Kramný pueda influir a testigos o alterar pruebas, y por tanto ha considerado más conveniente retenerlo. La decisión se tomó este lunes por la tarde, cuando la Policía le llamó por última vez a declarar. Las autoridades no han querido revelar sin embargo las pruebas que han llevado a pensar que Kramný asesinó a su mujer y su hija, ni tampoco el móvil que podría haber tenido para hacerlo. Del proceso solo se ha informado a los medios que el sospechoso fue sometido a un interrogatorio con detector de mentiras en enero.

Kramný por su parte se sigue considerando inocente y asegura que se trató de una intoxicación alimentaria, insiste en que él también tuvo problemas estomacales esa noche.

20-02-2014