Detectadas dioxinas en los alrededores de la planta química

10-09-2002

De la fábrica química Spolana, en la ciudad de Neratovice, al norte de Praga, escaparon dioxinas cancerígenas y todo parece indicar que una parte de éstas llegó hasta el río Elba. Spolana tuvo problemas durante las recientes inundaciones con fugas de cloro y mercurio.

Los expertos coinciden en que las dioxinas cancerígenas detectadas en los alrededores de la fábrica en un arroyo que desemboca en el río Elba, no deberían causar pánico, ya que las sustancias venenosas fueron encontradas en un lugar donde no se cultivan productos agrícolas ni viven peces.

Libor Jech, Jefe del Laboratorio de la empresa Axys Varilab que realizó las mediciones, sostuvo que no existe peligro inmediato para las personas que viven cerca de la planta, pero que deberían llevarse a cabo otras investigaciones.

"Las dioxinas son sustancias extraordinarias, porque son capaces de conservarse y transmitirse posteriormente en la cadena alimenticia. Es decir, que pueden llegar y concentrarse mucho más allá de la casa Spolana. En tal caso, los peces pescados en el Elba podrían suponer un peligro para la población, pero no debería de ningún modo verse afectada la producción agrícola."

Jan Martínek, portavoz de Spolana Neratovice, mencionó que según los resultados que obtuvo la empresa de tres laboratorios independientes, las dioxinas aparecen en el Elba en cantidades mínimas. Martínek agregó que la dirección de la fábrica se ha esforzado por resolver y liquidar esta avería ecológica desde el principio.

Su opinión, sin embargo, no la comparten ni el Ministerio del Medio Ambiente, ni la policía checa, ya que los altos cargos de la empresa no facilitaron las informaciones necesarias y tampoco cooperaron de manera adecuada con esas instituciones para superar la avería.

Un equipo especial está investigando la actuación de los directivos de la planta química durante las inundaciones debido a la sospecha de que las sustancias peligrosas no fueron aseguradas debidamente contra las crecidas de los ríos.

10-09-2002