Descubren en Chequia una cervecería del siglo XVI

13-08-2019

Para sorpresa de los arqueólogos, en las instalaciones de un castillo del norte de Bohemia se han descubierto los restos en buen estado de una sala para fabricar cerveza.

La región del Paraíso Checo, en el norte de Bohemia, fue el primer lugar del país en ser denominado como reserva natural protegida. Pero como todo paraíso realmente checo, necesitaba una fábrica de cerveza en los alrededores, algo que un grupo de arqueólogos pudo confirmar recientemente.

En el interior del castillo de Kost, procedente del siglo XIV y considerado como uno de los mejores conservados de Bohemia, unos arqueólogos han encontrado los restos de una antigua fábrica de cerveza.

En opinión del arqueólogo Radek Novák, para sus compañeros especializados en cervecerías históricas esta es una noticia maravillosa, ya que quedan pocos ejemplos en buen estado anteriores a la industrialización.

Cervecería medieval en  el interior del castillo de Kost, foto: Regionální muzeum v JičíněCervecería medieval en el interior del castillo de Kost, foto: Regionální muzeum v Jičíně “No nos podíamos imaginar que aquí estuvieran escondidos los restos intactos de una vieja fábrica de cerveza que se usaba en el Renacimiento y el Barroco. Este es uno de los pocos lugares donde podemos estudiar cómo era realmente la forma de construir en esa época”.

Los arqueólogos tenían constancia de que en el área del castillo se había fabricado cerveza, pero esperaban encontrar solo ruinas y restos en mal estado.

En la época medieval, en las Tierras Checas solo tenían permiso oficial para hacer cerveza los burgueses, pero todo cambió con el Tratado de san Venceslao en 1517, que revocó el monopolio. Entonces, los nobles entraron en el negocio.

Aunque no fue hasta el año 1576 que Kryštof Popel de Lobkowitz fundó esta cervecería en el castillo de Kost, en el nuevo palacio que había construido junto a la fortificación original.

Las excavaciones han desenterrado, por ejemplo, tanques donde se fabricaba la cerveza, así como un horno y cimientos hechos de arenisca, un material común en el Paraíso Checo. Las monedas desenterradas dejan constancia de que la cervecería original dejó de funcionar a principios del siglo XIX, como explica Radek Novák.

“Esta parte acogió en el pasado un tanque donde mezclaban el agua y la malta. También hemos encontrado monedas por todas partes. Las más recientes de 1830, que corresponden a una época en la que hubo una gran reconstrucción y se edificó una nueva cervecería”.

Cervecería medieval en  el interior del castillo de Kost, foto: Kateřina Kohoutová, ČRoCervecería medieval en el interior del castillo de Kost, foto: Kateřina Kohoutová, ČRo La última vez que se hizo cerveza en estas instalaciones fue en 1942, en plena Segunda Guerra Mundial. Aunque en el castillo de Kost se siguieron embotellando cervezas fabricadas en otros lugares hasta 1946.

Según declaró para la Radio Checa el administrador del castillo, Jan Macháček, hay un plan para restaurar los cimientos de la cervecería, instalar cristales de protección alrededor y crear un nuevo restaurante.

“Nos gustaría usar este espacio para la ampliación de nuestro actual restaurante. Pondríamos cristales en los alrededores e iluminaríamos este hallazgo para que los visitantes puedan sentarse en el restaurante junto a los restos originales de una antigua cervecería”.

Este proyecto forma parte de la reconstrucción de esta área histórica, que se devolvió a sus propietarios originales, la familia noble Kinský, después de la Revolución de Terciopelo.

La reconstrucción, cuyo coste es de casi 4 millones de euros, comenzó en abril de este año y se espera que finalice en el año 2021.

Castillo de Kost, foto: Magdalena KašubováCastillo de Kost, foto: Magdalena Kašubová
13-08-2019