Datos muestran la resistencia de la economía checa

11-04-2019

Los economistas han estado advirtiendo durante varios meses que los días de alto crecimiento han terminado y que, si se espera que la economía checa continúe creciendo en 2019, es probable que la tasa sea más baja.

David Marek, foto: Jana Trpišovská, ČRoDavid Marek, foto: Jana Trpišovská, ČRo Según el último informe de la Oficina de Estadísticas de la República Checa, la producción industrial checa experimentó un incremento del 1.5%.

El crecimiento fue principalmente el resultado de la producción de energía. El sector de fabricación de automóviles experimentó un descenso, pero mejoró en comparación con los meses anteriores.

Los datos del informe de febrero de la Oficina de Estadísticas de la República Checa sobre el estado de la producción industrial muestran una tasa de crecimiento anual del 1.5%, pero el economista jefe de Delloite, David Marek, dijo que los números negros desvían la atención de ciertos problemas.

“La principal razón detrás del ligero incremento en la producción industrial es el aumento en la producción de electricidad. Está exclusivamente conectado con esta industria. En cuanto a las industrias manufactureras no podemos ser tan positivos".

La producción química, uno de los principales pilares de la industria checa, experimentó un descenso anual del 2%.

Viktor Zeisel, foto: Komerční bankyViktor Zeisel, foto: Komerční banky La fabricación de automóviles, que está directamente relacionada con la salud de la economía alemana, experimentó un descenso del 0.8%.

Sin embargo, Viktor Zeisel, economista jefe de Komerční Banka, dice que hay razones para tener esperanza sobre el sector automovilístico.

"En general, estamos un poco sorprendidos de lo resistente que es la economía checa, teniendo en cuenta cómo están las cosas en Alemania. Nuestro vecino está experimentando una recesión probablemente por cuarto trimestre consecutivo. A pesar de eso, la industria checa está creciendo constantemente en cifras anuales. Eso es algo que nos sorprendió.

A pesar de las cifras anuales más bajas en el sector de fabricación de automóviles, fueron mucho mejores en comparación con lo que vimos en diciembre y enero".

Algunos economistas, incluido Zeisel, creen que la economía alemana repuntará nuevamente en la segunda mitad de 2019.

En su opinión el aumento esperado tendrá un efecto positivo en la economía checa y en la zona euro en general.

David Marek de Delloite descubrió otra tendencia en el informe.

Foto: Steve Buissinne, Pixabay / CC0Foto: Steve Buissinne, Pixabay / CC0 "Me gustaría destacar un punto interesante y es una disminución en el empleo en el sector manufacturero. Podemos ver que la tendencia en el mercado laboral está cambiando. En este momento podemos estar al final de la tasa de desempleo, pero en sectores como la fabricación, la tasa de empleo en realidad está disminuyendo".

En la actualidad, los checos siguen beneficiándose de tasas de desempleo muy bajas, que disminuyó a 3% en marzo después de un ligero aumento estacional finalizando el 2018. En general, los economistas siguen viendo que la economía checa continuará creciendo en 2019.

David Marek prevé que el incremento será del 2% del PIB, mientras que Viktor Zeisel es un poco más optimista, estimando un 2.5%. Sin embargo, ambos advierten de ciertas amenazas clave que podrían obstaculizar aún más la industria.

Primero, el peligro de no llegar a un acuerdo con el brexit. En segundo lugar, existe la posibilidad de guerras comerciales entre EE. UU., China y la UE, que tendrían un efecto particularmente fuerte en economías pequeñas y libres como la República Checa.

11-04-2019