Dan multitudinaria bienvenida a Niño Jesús de Praga en Fuerte Olimpo

25-09-2007

Más de doce mil kilómetros recorrió el Niño Jesús de Praga para llegar a su nuevo hogar, la catedral de Fuerte Olimpo, capital del departamento de Alto Paraguay, en el Gran Chaco. Nuestra enviada especial a ese país, Andrea Fajkusová, nos informa al respecto.

Una copia de la estatuilla del Niño Jesús de Praga, obsequio de los hermanos carmelitas y el Gobierno checo, fue entregada a los creyentes paraguayos por la Asociación Checomacoco.

Cruzó en avión el océano, viajó en taxi por las calles de Asunción, en un minibús a través del desierto del Chaco, navegó en una lancha y después en un aquidaván por el río Paraguay. Largo y aventurero fue el camino del Niño Jesús de Praga a su destino final, el Fuerte Olimpo.

Fue probablemente esta ciudad paraguaya donde hace cien años el viajero y botánico checo Alberto Vojtech Fric se despidió de su esposa indígena Loray.

Hace poco, los descendientes de ese famoso explorador checo, los esposos Ivona y Pavel Fric, representando a la Asociación Checomacoco de Praga, entregaron a la catedral local la estatuilla de madera del Niño Jesús para que vele por la unión y la amistad entre estas dos regiones lejanas del mundo y sus habitantes.

Griselda Abreu de Benítez, directora de la escuela básica de Fuerte Olimpo, expresó que el regalo fue algo inesperado:

"Para mí fue algo inesperado. Creo que va a caer muy bien a la comunidad, ya que veneramos a María Auxiliadora que tiene también en sus brazos al Niño Divino. Ustedes mismos vieron como la gente participó, porque fue bastante, realmente, nuestra Catedral estuvo llena de feligreses, fue una alegría inmensa. La sensibilidad de la gente nos llama a la fe, de tan lejos ha venido la gente que yo creo es un llamado del Señor. 'Estoy aquí, quiero servirles, les bendigo', ¿verdad? Y somos nosotros los que a menudo y constantemente le olvidamos. Realmente me emocioné hasta las lágrimas", declaró Griselda Abreu de Benítez.


25-09-2007