Cuba quiere pagar a Chequia su deuda con un medicamento para la diabetes

06-03-2017

A la República Checa no le interesa un medicamento ofrecido por Cuba para el tratamiento de pacientes diabéticos como parte de la amortiguación de su deuda con Chequia. El medicamento no cuenta todavía con los certificados indispensables, ni está registrado en los países de la Unión Europea.

Foto: Heber BiotecFoto: Heber Biotec La Habana mantiene conversaciones con Praga con el fin de lograr un acuerdo para saldar su deuda millonaria en especie. Primero ofreció ron y ahora está en juego un medicamento para tratar a pacientes diabéticos.

Según un artículo publicado en la página Internet de la Radiodifusión Checa, el ministro de Salud, Miloslav Ludvík, manifestó que no existe interés alguno, puesto que el medicamento no está registrado en la Unión Europea.

Consultada por Radio Praga, Lucie Přinesdomová, del Instituto Estatal para el Control de Medicamentos, explicó que el Heberprot-P fue tema de las conversaciones entre La Habana y Praga.

“Como parte del debate mantenido por una delegación (checa) que viajó a Cuba se llegó a la conclusión de que solo un medicamento cubano podría eventualmente ser tema de exportación a la República Checa. Sin embargo, Cuba no ha suministrado la documentación solicitada sobre el medicamento en cuestión”.

El medicamento se aplica en Cuba para tratar la úlcera del pie diabético y sirve para evitar la amputación de las extremidades. El ministro Ludvík expresó que es necesario ser cautelosos, ya que desde hace varios años el fármaco está a la espera de recibir un certificado europeo.

Miloslav Ludvík, foto: Šárka ŠevčíkováMiloslav Ludvík, foto: Šárka ŠevčíkováPor su parte, Lucie Přinesdomová, recordó que para dar luz verde a un medicamento todo debe estar bien especificado y confirmado.

“Para que este tipo de medicamento pueda ser puesto en circulación es indispensable que los cubanos entreguen todos los documentos pertinentes, sobre su calidad, composición, seguridad y eficacia. Todo debe responder a las normas y leyes vigentes en Chequia, así como en la Unión Europea, pero hasta la fecha eso no ha sucedido”.

Cuba debe a la República Checa unos 260 millones de euros. Ya el año pasado representantes del Gobierno isleño sugirieron a Praga que podían pagar su deuda con ron.

En caso de que Praga aceptara el pago de la deuda con ron, los checos tendrían ron cubano por más de un siglo.

La oferta cubana de pagar sus deudas en especie no es nada nuevo, pero todo parece indicar que los checos, al igual que otros acreedores, prefieren recibir parte del dinero en efectivo.

Las relaciones entre Praga y La Habana atraviesan un momento de cierto calentamiento, después de estar congeladas durante 27 años. En ambas capitales las misiones diplomáticas fueron elevadas al rango de embajadas y varios ministros checos han visitado la isla.

El jefe de la cartera de Agricultura, Marian Jurečka, realizará una visita oficial a Cuba la segunda mitad del mes en curso.

06-03-2017