Cuando un equipo checoslovaco derrotó al Barcelona

21-05-2019

Se cumplen 50 años de la histórica victoria que el Slovan Bratislava consiguió contra el Fútbol Club Barcelona en la final de la Recopa de Europa.

Slovan Bratislava derrotó al Barcelona, foto: SK Slovan, CC BY-SA 4.0Slovan Bratislava derrotó al Barcelona, foto: SK Slovan, CC BY-SA 4.0 El año 1969 está marcado como un año histórico para el fútbol checoslovaco de clubes, pues sucedieron dos hechos insólitos.

En abril de ese año, el Spartak Trnava llegó nada más y nada menos que hasta la semifinal de la Copa de Campeones, competición conocida en la actualidad como Champions League o Liga de Campeones.

El equipo de Trnava se enfrentaba al Ajax holandés, frente al que cayó derrotado en la ida por 3-0. Sin embargo, en la vuelta los checoslovacos lideraban el partido por 2-0, por lo que estaban a un solo gol de empatar la eliminatoria. En ese momento, el delantero Jozef Adamec recibió un buen balón, y tenía a un solo pase a Karol Dobiaš, quien se habría quedado solo frente a la portería vacía, pero Adamec decidió tirar y falló.

Para la Radiodifusión Checa recordó ese momento el propio Karol Dobiaš, conocido por su apodo futbolístico “Patina”.

“El disparo fue a un lado de la portería. Podía haber sido el 3-0, pero no lo fue. Unos años después le dije: si me la hubieras pasado, habría marcado. Y él me respondió: Patina, tú no habrías marcado gol”.

Pero el momento cumbre llegaría un mes después, el 21 de mayo, cuando el Slovan Bratislava se enfrentaba al Fútbol Club Barcelona en la final de la Recopa de Europa, una competición que no existe en la actualidad.

Karol Dobiaš, foto: Joost Evers / Anefo, CC0Karol Dobiaš, foto: Joost Evers / Anefo, CC0 Karol Dobiaš señaló también que a pesar de la rivalidad existente entre el Slovan Bratislava y su Spartak Trnava, ellos deseaban la victoria para sus compatriotas eslovacos.

“El Slovan Bratislava jugaba la Recopa de Europa. Entre nosotros había una gran rivalidad, como la de Sparta-Slavia, pero cruzamos los dedos por ellos”.

Y el equipo de la por aquel entonces Checoslovaquia consiguió un hito histórico al derrotar por 3-2 al Barcelona, donde jugaba un joven Carles Rexach, uno de los jugadores históricos del conjunto azulgrana.

El Slovan Bratislava dominaba el partido al descanso con un 3-1, gracias a la ventaja que certificó con su gol en el minuto 42 Jozef Čapkovič, quien posteriormente estaría en la selección checoslovaca que ganó la Eurocopa de 1976. En la segunda parte, en el minuto 52, Carles Rexach acortó distancias con un gol que al final no serviría de nada.

Como destaca el historiador de fútbol Jaroslav Kolář, ese año fue muy especial para el fútbol checoslovaco.

“Ese año fue muy bonito, porque nuestros equipos todavía eran capaces de competir. En los equipos como el Real Madrid y Barcelona jugaban jugadores españoles, en los equipos de Inglaterra jugaban jugadores ingleses, y nosotros teníamos disponibles a los mejores jugadores del país. No había tantos cambios, los jugadores iban como máximo al Sparta Praga o al Slovan Bratislava. No había tanta fluctuación y se pudo hacer un equipo fuerte”.

El mundo del fútbol es muy diferente a día de hoy, cuando solo los equipos con más recursos económicos tienen la oportunidad de dominar Europa, y es casi imposible ver equipos checos o eslovacos en las fases finales de los grandes torneos continentales.

Lo más parecido que hemos tenido últimamente han sido los cuartos de final de la Europa League que el Slavia Praga disputó este año contra el Chelsea, que dieron la oportunidad a los seguidores checos de ver a su equipo codeándose con algunos de los grandes clubes de Europa.

21-05-2019