Crónica Nacional: la memoria de un pueblo

21-08-2017

Los recuerdos e historias de los ancianos checos quedarán recogidos en la Crónica Nacional, que estará expuesta durante este mes en la plaza de Václav Havel de Praga.

Crónica Nacional, la exhibición en la ciudad de České Budějovice, foto: Andrea ZahradníkováCrónica Nacional, la exhibición en la ciudad de České Budějovice, foto: Andrea Zahradníková La Fundación Carta 77 y el Museo Nacional de Praga han trabajado durante varios años en un proyecto para la creación de un archivo histórico de la República Checa, que ha sido bautizado como Crónica Nacional. En él han participado agrupaciones de la tercera edad de todo el país, donde sus socios han podido hablar sobre sus experiencias personales vividas antaño.

Esta actividad tiene una doble finalidad. Por un lado, los organizadores pretenden animar a la población más longeva del país a que compartan su vida y recuerdos con otras personas de su misma edad. Por otro lado, todos estos acontecimientos serán guardados en el archivo del Museo Nacional, para ser estudiados por historiadores en los próximos años y se conserven para generaciones futuras.

Sobre el origen de la iniciativa y acerca de su finalidad ha hablado Kateřina Sodomková, una de la encargadas de su puesta en marcha.

“El proyecto se originó hace cinco años, en 2012, dentro de la iniciativa Séniors Sensacionales, que fue creada para inspirar a los mayores de toda la República Checa. Hasta el día de hoy, más de 100 clubes séniors se han unido a la iniciativa y la Crónica Nacional es uno de los proyectos más populares. Nuestro objetivo es crear un archivo de recuerdos personales que fueron el telón de fondo de grandes acontecimientos históricos. Cualquiera puede compartir sus memorias e historias, que pueden tener solo un significado personal. Sin embargo, estas son importantes dentro del contexto de la historia del país”.

Kateřina Sodomková, foto: archivo de Kateřina SodomkováKateřina Sodomková, foto: archivo de Kateřina SodomkováGracias a la Crónica Nacional, los ciudadanos checos pueden rememorar eventos como algún cumpleaños de su niñez, su graduación en la universidad o algunas vacaciones familiares. Estos hechos pueden no tener relevancia en la actualidad, pero dentro de unos años pueden servir para explicar a la sociedad de entonces cómo se vivía en esta época y saber de primera mano quién pudo vivir momentos importantes de la historia nacional.

La participación en el plan no tiene límites. Todo el que esté interesado sólo tiene que acceder a su página web, rellenar un formulario y subir sus memorias en formato escrito, de vídeo o audio. Además, tienen la posibilidad de colgar una fotografía con una breve descripción. Una vez cumplimentados todos los pasos, las memorias son publicadas en la página y archivadas en el Museo Nacional.

Durante estos días, se han expuesto en la plaza de Václav Havel de Praga algunas de las historias recogidas. Sodomková explicó los motivos de esta muestra.

“Queremos que el público vea el resultado de nuestra iniciativa. Se pueden observar fotografías de gran formato de varios fotógrafos como Bohdan Holomíček. Aparte de personas famosas como el director y actor Jiří Kačer, quien ha apoyado nuestro proyecto, también están nuestros contribuidores habituales”, señaló.

Esta exhibición es itinerante y únicamente estará en la capital checa hasta finales del mes de agosto. Después de Praga, viajará a ciudades como Teplice, Prachatice y Brno, donde los visitantes disfrutarán de los recuerdos expresados por sus compatriotas.

21-08-2017