Cristóbal Peña: el periodista que buceó en la biblioteca de Pinochet

31-10-2008

Gabriel García Márquez le acaba de entregar, en Monterrey, México, el premio Nuevo Periodismo al mejor reportaje escrito en español en 2007. El chileno Cristóbal Peña es un periodista atípico, ya que trabaja con calma, sin las prisas del cierre diario o semanal. De paso por la República Checa, visitó Radio Praga.

Cristóbal PeñaCristóbal Peña El premio de la Fundación Nuevo Periodismo, que auspicia Gabriel García Márquez, es uno de los más importantes en lengua española, y uno de los de mayor cuantía, ya que va acompañado por un cheque de 25 mil dólares. Cristóbal Peña lo obtuvo por el reportaje Viaje al fondo de la biblioteca de Pinochet, publicado en la página web del Centro de Investigación e Información Periodística, CIPER (www.ciperchile.cl).

Se trata de un trabajo investigativo que arroja luz en un tema que no había sido explorado hasta entonces: la enorme colección de libros que de manera compulsiva llegó a acumular el ex dictador chileno Augusto Pinochet, según cuenta el periodista.

“Es una investigación que trata acerca del valor, de la calidad de la biblioteca, de la colección bibliográfica que llegó a acumular el general Pinochet y del cual no se tenía conocimiento hasta antes de la publicación del artículo”.

Peña sostiene que invirtió casi dos meses en un trabajo en el que recurrió a varias fuentes.

“Esto fue un trabajo de investigación de un par de meses donde recurrí a fuentes judiciales buscando investigaciones donde se periciaban los bienes que tenía el general Pinochet y también recogí testimonios entre familiares del mismo personaje y también de libreros que proveían de libros a este personaje”.

En el transcurso de su premiada investigación, el periodista se fue tropezando con verdaderas joyas literarias, según explica.

“La estimación económica de la colección de libros que llegó a atesorar Pinochet fue estimada en cuatro millones de dólares y se calcula que los volúmenes son aproximadamente unos 55 mil, los que llegó a tener. Y la importancia no es solamente en cantidad, sino que también la calidad de estas obras. Ahí hay piezas únicas, primeras ediciones de libros esenciales de la historia de Chile que ni siquiera se encuentran disponibles en la Biblioteca Nacional”.

Cristóbal Peña agrega que todavía no se sabe qué va a pasar con la biblioteca de Pinochet, que actualmente se encuentra sujeta a embargo judicial. Es de esperar, dice, que en el futuro pase a ser patrimonio de todos los chilenos.

31-10-2008